Inicio Artículos Actitudes hacia las agresiones sexuales

Actitudes hacia las agresiones sexuales

13 minuto leer
0
0
653

El lunes pasado, 11 de junio, publicábamos en nuestra web el “Estudio sobre la percepción social de la violencia sexual”, un documento oficial interesante, mucho, en los momentos actuales, momentos en donde se reproducen agresiones sexuales en grupo e individuales. ¡Y los datos son los datos, y conocer lo que piensan los ciudadanos pueden ayudarnos a la prevención de esos delitos! No me cabe la menor de las dudas, así lo pienso y así lo escribo, ya que hemos de “hacernos mirar” lo que estamos haciendo en educación para erradicar el machismo de nuestra sociedad, también en la educación sexual de los más jóvenes, pieza clave de la prevención.

Y hemos considerado oportuno el subrayar un apartado de ese estudio. Destacando a su vez la importancia del  y análisis íntegro del estudio mencionado. La lectura del apartado que ahora reproducimos puede, y debe hacernos, reflexionar y actuar. Destaco en negrita algunas cosas: me han llamado la atención de modo especial.

JOSE-ANTONIO BURRIEL

Actitudes hacia las agresiones sexuales

A continuación, se analizan una serie de afirmaciones cuya intención es valorar la tolerancia entre la población hacia actitudes que de alguna forma pueden justificar la violencia sexual, culpabilizar a la víctima, o eximir al agresor.

A) Actitudes hacia la violencia sexual definida por la escala de Aceptación de Mitos Modernos sobre las Agresiones Sexuales.

· Las afirmaciones empleadas en este apartado proceden de la escala de Aceptación de Mitos Modernos sobre las Agresiones Sexuales (AMMSA), que busca minimizar el componente de la deseabilidad social en las respuestas:

₋ El 67,0% de las mujeres y el 59,2% de los hombres manifiestan algún grado de desacuerdo con la afirmación “Si una mujer invita a un hombre a tomar una copa en su casa después de haber salido por la noche, significa que quiere sexo”, rechazando así culpar a la víctima de una agresión sexual en base a su comportamiento.

₋ El 73,0% de las mujeres y el 60,0% de los hombres muestran algún grado de desacuerdo con la afirmación “Muchas mujeres tienden a exagerar el problema de la violencia machista”.

De todas formas, 1 de cada 3 hombres (34,1%) y algo más de 1 de cada 5 mujeres (22,5%) se muestra de acuerdo con la misma lo que implica restar importancia a un problema de gran magnitud social.

₋ El 85,4% de la población muestra algún grado de desacuerdo con la afirmación “Cualquier mujer que sea tan poco precavida como para andar sola de noche por callejones oscuros tiene parte de culpa si es violada”, rechazando por tanto culpar a la víctima de una agresión sexual.

₋ El 47,7% de la población manifiesta algún grado de acuerdo con la afirmación “El alcohol es a menudo el causante de que un hombre viole a una mujer”, lo que implica que eximen, al menos parcialmente, al agresor por sus acciones y por tanto tienen una cierta tolerancia a la violencia sexual.

B) Actitudes hacia la violencia sexual definida por las afirmaciones dirigidas a evaluar otros aspectos de la tolerancia a la violencia sexual

· Las afirmaciones contenidas en este apartado buscan medir otros aspectos relacionados con la tolerancia a la violencia sexual:

₋ El 82,7% de las mujeres y el 79,2% de los hombres manifiestan algún grado de desacuerdo con la afirmación “Una mujer que vista de forma provocativa no debería sorprenderse si un hombre intenta obligarle a mantener relaciones sexuales”, rechazando por tanto culpar a la víctima de una agresión sexual.

₋ El 83,3% de las personas entrevistadas manifiesta algún grado de desacuerdo con la afirmación “Si una mujer es agredida sexualmente estando borracha tiene parte de la culpa por haber perdido el control”, rechazando así culpar a la víctima de una agresión sexual.

₋ El 73,2% de las personas entrevistadas manifiesta algún grado de desacuerdo con la afirmación “Una mujer que haya tenido muchas parejas sexuales tiene menos credibilidad si denuncia

una agresión sexual”, rechazando por tanto culpar a la víctima de una agresión sexual.

₋ El 54,0% de las personas entrevistadas manifiesta algún grado de desacuerdo con la afirmación “Si una mujer no tiene intención de tener relaciones sexuales con un hombre no debería coquetear con él”.

El 43,7% muestran algún grado de acuerdo con la misma, lo que implica que culpan, al menos parcialmente, a la víctima de una agresión sexual y por tanto tienen una cierta tolerancia a la violencia sexual.

C) Conocimiento sobre el tipo más frecuente de agresor sexual

· El 44,4% de las mujeres y el 37,6% de los hombres manifiestan algún grado de desacuerdo con la afirmación “Es más probable que una mujer sea violada por un desconocido que por un conocido”, mientras que el 37,3% y el 43,6% respectivamente dicen estar de acuerdo con la misma. Un 18,1% de las personas entrevistadas no sabe qué responder.

La respuesta a esta pregunta pone de manifiesto el desconocimiento de un elevado porcentaje de la población sobre las características de las agresiones sexuales: según la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2015, sólo el 18,6% de las violaciones que se producen fuera del ámbito de la pareja son cometidas por desconocidos. Es decir, la mayor parte de las agresiones sexuales son cometidas por hombres que la víctima conoce.

Prevención de la violencia sexual a través de la educación y la sensibilización ciudadana

· En este apartado se estudian las opiniones de la población sobre distintos aspectos relacionados con la prevención de la violencia sexual.

Opiniones sobre las instituciones y organismos que deberían informar sobre la violencia sexual y su prevención

· En relación a las instituciones y organismos que deberían informar sobre la violencia sexual y su prevención, el 75,1% de las personas encuestadas cita los centros educativos, el 37,5% la familia, el 22,9% las instituciones públicas y el 19,9% los medios de comunicación.

Prevención de la violencia sexual

· El 32,0% de las personas entrevistadas considera las campañas de sensibilización contra las agresiones sexuales como la mejor opción para prevenir las agresiones sexuales, el 28,4% se decanta por la educación afectivo-sexual, el 19,5% elige la opción “Facilitar información general sobre qué hacer y a qué lugares acudir en caso de sufrir una agresión sexual” y el 12,1% las “Campañas informativas para identificar los distintos tipos de agresiones sexuales”.

· El 77,0% de las personas entrevistadas creen que para prevenir las agresiones sexuales es más importante “educar a los hombres a no agredir sexualmente” frente al 14,8% que consideran más importante “enseñar a las mujeres a evitar situaciones de riesgo”. El objetivo de esta pregunta era ver hasta qué punto la población considera que la responsabilidad de la agresión sexual es de los agresores o de las víctimas.

· El 93,6% de la población está de acuerdo con la necesidad de educar a hombres y mujeres en el consentimiento sexual como forma de prevenir las agresiones sexuales frente a un 3,5% que se muestra en desacuerdo.

₋ El 97,4% de quienes están de acuerdo considera que esta educación debería recibirse antes de los 16 años y el 73,5% antes de los 12 años.

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Cargue Artículos Más Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira además

Guía de buenas prácticas del abogado y abogada de la mujer víctima de violencia de género

Consideramos esta Guía de interés no solamente para el Turno de Oficio de Violencia de Gén…