La mayoría de los menores no son conscientes de los riesgos de internet

Mayo 19, 2017 en Artículos por No más violencia de género

Proyecto Hombre ha organizado unas jornadas para explicar el reto educativo al que se enfrenta la sociedad

MÓNICA SETIÉN – 

Que el futuro ya está aquí no lo cuestiona nadie. Internet es absolutamente necesario en casi todos los ámbitos, tanto sociales, como laborales. Las Tecnologías de la Información abren un mundo fabuloso de oportunidades de comunicación y transmisión de conocimientos. El problema comienza cuando la red atrapa de tal manera que las personas se sumergen en Internet horas y horas.

En el caso de los adolescentes de 14 a 18 años este uso abusivo de Internet se agrava. Ellos ya han nacido en el mundo digital y tienen absolutamente integrados en sus vidas los dispositivos electrónicos. Por todo ello, la asociación Proyecto Hombre, especializada en tratar adicciones, lleva unos años ocupándose también de los menores que presentan alta ocupación de su tiempo en la red.

En las jornadas tituladas «Sumergidos en el mundo digital. Un nuevo reto», Elena Presencio, directora general de Proyecto Hombre, ha explicado que «hemos detectado un aumento de la demanda por uso abusivo de Internet especialmente por parte de la población joven. La percepción de riesgo también crece entre las familias, que recurren, junto a menores y adolescentes, a nuestros programas».

Por su parte, Luis Bononato, presidente de esta misma asociación ha detallado datos recogidos recientemente por ellos mismos en los que «hemos detectado una tendencia al alza de jóvenes con uso abusivo de TIC. En el periodo 2013-2016, se produjo un ascenso en la demanda de ayuda a Proyecto Joven, pasando de un 0,42% de los casos en el primer año a un 2,8% en 2016. Esta cifra, si bien no es especialmente alta, refleja un incremento progresivo entre la población juvenil. El 80% de los casos que llega a Proyecto Hombre, lo hace por sus familiares, quienes solicitan ayuda para afrontar la situación».

Uso de dispositivos móviles por adolescentes

Según diferentes estudios realizados por delegaciones de Proyecto Hombre, los adolescentes cada vez tienen antes un dispositivo móvil. De hecho un 74% afirman haber tenido su primer móvil entre los 10 y los 14 años. Una vez llegados a los 14, el 90% ya dispone de un smartphone con Internet. En cuanto a la actividad que realizan con él, el 87% de los adolescentes afirma que es la de comunicarse por chat, seguido de las redes sociales (29,4%), escuchar música (22,4%). Hablar por teléfono se posiciona en cuarto lugar (22,1%).

El 80% de las familias reconoce la ausencia de un seguimiento continuado del uso que sus hijos hacen de Internet

En cuanto a la percepción de los riesgos que conlleva el uso de Internet, los datos son escalofriantes: el 75% de los menores no son conscientes de los riesgos asociados a su uso. La mayoría tiene sensación de impunidad cuando actúan en la red. Esto no quiere decir que no tengan conocimiento de las buenas pautas a seguir en el uso de la nuevas tecnologías, pues un 80% de los encuestados por Proyecto Hombre saben comportarse en la red, pero reconocen que no siempre ponen en práctica estos conocimientos.

Por otra parte, y en relación al control de los progenitores sobre sus hijos, el 80% de las familias reconoce la ausencia de un seguimiento continuado del uso que su descendencia hace de las TIC. A pesar de saber que las normas son necesarias, no siempre las aplican. Las familias reconocen sentirse desbordadas por los conocimientos que manejan sus hijos de las nuevas tecnologías ante sus escasas competencias digitales.

Factores que propician uso abusivo de las TIC

Los videojuegos se convierten en muchas ocasiones en un refugio en el que compensar las malas experiencias o las dificultades para relacionarse que se manifiestan en el espacio real. También sucede que los adolescentes en contacto con el móvil y con el resto de las tecnologías, tienen la sensación de que no pasa el tiempo.

Los padres se empiezan a preocupar cuando perciben que sus hijos muestran escasa habilidad para relacionarse y se van aislando cada vez más. Saltan las alarmas en el momento en el que se les retira el dispositivo y muestran agresividad e intentan jugar con el chantaje emocional o la manipulación.

Estudio sobre uso abusivo de internet

Intervino también en la presentación de las jornadas el delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín, que aclaró que el uso abusivo de las TIC no puede calificarse de adicción porque aún no ha sido catalogadocomo tal por los expertos. Apuntó que «el objetivo de nuestro organismo es que la población empareje la percepción del riesgo que entraña el uso de las nuevas tecnologías con el riesgo real».

También aportó datos de los que aclaró que no coincidían exactamente con los de Proyecto Hombre porque «esta asociación trabaja con las referencias de los menores que han ido a tratarse con ellos, y, por contra, los que posee la agencia del Plan Nacional contra las Drogas engloban a toda la población de entre 14 y 18 años».

Entre los datos más significativos extractados de la encuesta realizada con la Escala de Uso Compulsivo de Internet, que la delegación del Plan Nacional Contra la Drogas realizó entre 2014 y 2015, destaca el hecho de que sólo el 18,6% de los adolescentes reconocen hacer uso abusivo de la red. De este 18% es llamativo ver que la mayoría son chicas, cuando en la percepción general es que es el sexo masculino el que está en situación de más riesgo».

Babín también puntualizó que, «normalmente, los jóvenes que muestran este uso abusivo de Internet, suelen tener bajo rendimiento académico, agresividad y tendencia a otras adicciones».


Artículo original publicado en diario ABC.

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.