Violencia de género: ¡No es esto!

abril 18, 2016 en Artículos por No más violencia de género

Por José-Antonio Burriel

  • Negatividad de mensajes y comentarios sobre las acciones de la Justicia

  • Maltratador e hijos

  • Denuncias falsas

  • Violencia de género y ejercicio de las relaciones paterno-materno-filiales

  • Acciones para la erradicación

Violencia de Género: ¡No es esto! ¡No es esto!

José Ortega y Gasset (1883-1955) -uno de los principales impulsores de la caída de la monarquía y la implantación de la Segunda República- a los pocos meses de su proclamación, el 14 de abril de 1931, escribió el 14 de mayo en el periódico “El Sol” y bajo el título ”Un aldabonazo”: “Una cantidad inmensa de españoles que colaboraron con el advenimiento de la República con su acción, con su voto o con lo que es más eficaz que todo esto, con su esperanza, se dicen ahora entre desasosegados y descontentos: «¡No es esto, no es esto!» La República es una cosa. El «radicalismo» es otra. Si no, al tiempo”.

Ni muchísimo menos aplico sus palabras a la lucha por erradicar la violencia de género en nuestra sociedad. Ni tampoco siento desánimos en mis esfuerzos. Es de justica conseguir la igualdad, y seguiré en ello y con renovadas fuerzas.

Sin embargo, algunos hechos de estos últimos tiempos,  quizás semanas, me impulsan a escribir estas líneas, Y lo hago bajo el lema, ya famoso, del filósofo madrileño: ¡No es esto, no es esto! Y para concretar mis preocupaciones lo haré en cuestiones concretas y expresadas sucintamente, aun cuando cada una de ellas merecería más palabras y más extensas.

justicia y legislación sobre violencia de género nomasvg

No carguemos las tintas contra jueces y fiscales, sino cambiemos las normas, así no desalentaremos acudir a la justicia.

Negatividad de mensajes y comentarios sobre las acciones de la Justicia

  • Las redes sociales que trasmiten, de un modo u otro, los mensajes y advertencias sobre la violencia de género inciden –al menos en mi perspectiva- en una negatividad, cuando no en una agresividad, que aleja apoyos e incluso ánimos para “buscar la salida”.
  • Y son mensajes, también noticias, que desaniman y acrecientan hasta rencores y animosidades.
  • Ya sabemos, por lo menos lo sabemos quienes estamos activamente inmersos en la lucha contra la violencia de género, que no siempre la Justicia -jueces y fiscales- actúan de acuerdo con el espíritu de las normas jurídicas al respecto.
  • Pero se olvidan algunas puntos esenciales:
    • Suelen interpretarse las acciones judiciales como buenas o como malas en relación con lo que se considera por parte de los actores beneficioso o perjudicial para sus intenciones y expectativas. Si me da la razón, la Justicia es buena. Si no acepta lo que se pretende, es mala, se equivoca.
    • Los jueces pueden prevaricar –humanos son- Pero en muchas ocasiones son las normas existentes las causantes de lo que llamamos errores judiciales o “fallos lamentables”. Insistamos en la reforma de las leyes y de las normas y no carguemos sobre jueces y fiscales las culpas. Tal actitud –que aparece una y otra vez en mensajes y comentarios- aleja a los ciudadanos de acudir a la Justicia.
custodia compartida impuesta

No procederá atribuir la guarda y custodia de los hijos, ni individual ni compartida al padre maltratador condenado con sentencia firme.

Maltratador e hijos

  • Con respecto a la problemática -y para mí contraria a la erradicación de la violencia de género- guardia y custodia de los hijos, régimen de visitas, etc., al padre maltratador, conviene recordar lo que se fija en el anteproyecto de ley sobre el ejercicio de la corresponsabilidad parental en caso de nulidad, separación y divorcio
    • No procederá atribuir la guarda y custodia de los hijos, ni individual ni compartida, ni un régimen de estancia, relación y comunicación respecto de ellos, al progenitor que haya sido condenado penalmente por sentencia firme, por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro cónyuge o de los hijos que convivan con ambos hasta la extinción de la responsabilidad penal, tras lo cual será el Juez quien deba valorar si procede tal concesión, atendiendo a los criterios señalados en los apartados anteriores y, singularmente al delito cometido, duración de la pena, reincidencia y reinserción del progenitor. Excepcionalmente, el Juez podrá establecer, si lo considera conveniente para la protección del interés superior de los menores, atendiendo a los criterios anteriores y a la peligrosidad del progenitor condenado, un régimen de estancia, relación y comunicación respecto de ellos.
    • No se le atribuirá la guarda y custodia, ni individual ni compartida, cuando esté incurso en un proceso penal iniciado por la presunta comisión de violencia doméstica, de género o de cualquiera de los atentados antes referidos, y se haya dictado resolución judicial motivada en la que se constaten indicios fundados y racionales de criminalidad. La sentencia absolutoria o el sobreseimiento libre firme dictado en el referido proceso penal será causa de revisión del régimen de guarda y custodia a petición de parte. Y tampoco procederá cuando el Juez del procedimiento civil advierta, de las alegaciones de las partes y las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de la comisión de tales hechos por el progenitor, siempre que el delito no estuviera prescrito.
  • Estamos ante un anteproyecto de ley. No estaría de más que todos insistiéramos en su pronta aprobación.
  • Con todos los respetos: No se deben presentar como ejemplares, conductas que sean acciones de incumplimiento de providencias judiciales: o las leyes se cumplen, o convertimos la Justicia en “campo de batalla del más fuerte o el más apoyado o….” Cada persona que siga su conciencia, pero de ahí a presentarse o ser presentada como “ejemplo” existe un abismo.

Denuncias-falsasDenuncias falsas

Y se sigue insistiendo en la falacia de las denuncias falsas…Sin embargo, sería oportuno:

  • Aclarar que las cifras oficiales sobre denuncias falsas en violencia de género se refieren a sentencias judiciales firmes sobre ese delito que son las denuncias falsas.
  • Que es posible que existan más denuncias falsas; dicho de otro modo, que puede existir la presunción de la existencia de más denuncias falsas –eso sí, no como pretenden los machistas de turno-.
  • Entrar en la polémica de las denuncias falsas sin reconocer su posible existencia es dar pábulo a los machistas de turno y provocar, porque así sucede, comentarios de ciudadanos desvalorizando la normativa jurídica, la Ley Integral.

Violencia de género y ejercicio de las relaciones paterno-materno-filiales

  • Estamos ante dos problemas distintos, aun cuando pueda aparecer, y aparece, la existencia de una posible violencia de género que afecta, tal y como reconocen las normas a los hijos, víctimas directas.
  • El interés superior del menor prima sobre cualquier otra consideración en esas relaciones -guardia y custodia, custodia compartida, régimen de visitas, etc.-
  • Y en el caso de la violencia de género estamos ante un delito público que debe ser denunciado y juzgado.

Acciones para la erradicación

  • Existe una cierta tendencia en grupos, mensajes y hasta acciones asociativas de plantear el tema como si se tratara de una “batalla mujer versus hombre y hombre versus mujer”.
  • Nada más lejano de la naturaleza de la igualdad que se trata de conseguir: hombre y mujer, mujer y hombre, son personas y, por consiguiente, con iguales derechos y dignidad y libertad.
  • Enfrentar a hombre y mujer es poner la atención en el distinto sexo y no en la desigualdad como efecto de la “imposición del pensamiento patriarcal machista. ¡Guerra de sexos, no; acciones para la igualdad efectiva!
  • Además, y también es palpable en algunos mensajes y en las redes sociales, nadie tiene “ el monopolio” del acierto en esas acciones, en esa lucha por erradicar la violencia machista, el pensamiento machista de nuestra sociedad.

Punto final

No hay que ceder en ninguna de las reivindicaciones en pro de la igualdad. ¡Ni muchísimo menos! Pero todos debemos ser conscientes para plantear la erradicación de un modo justo, pacífico y pensando en la sociedad, y no en nuestro propio interés, en nuestro nombre o en nuestra vanagloria. ¡Verdades, sí; opiniones, también, radicalismos, no!

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.