Inicio Artículos Cientos de miles de mujeres inundan las calles de las ciudades

Cientos de miles de mujeres inundan las calles de las ciudades

7 minuto leer
0
0
679

Jose-Antonio Burriel

Y lo hacen para exigir de la sociedad el reconocimiento de los derechos que como personas les corresponden: igualdad y dignidad. Lo hacen para exigir que la sociedad y sus estructuras dejen atrás –borren de un plumazo- “pensamientos cavernarios como el pensamiento patriarcal-machista que considera al hombre superior a la mujer por el mero hecho de ser hombre.”

Un medio de comunicación escribe: “España fue este jueves mujer. Tintado de violeta, el país fue un clamor igualitario con cientos de miles de personas ocupando las calles en manifestaciones, sentadas, concentraciones o minutos de silencio, inundando las redes de mensajes y trasladando a sus empleos -secundando la huelga o no- un clima de reflexión y debate sobre la discriminación de género. Un día para la historia.” ¡No hay vuelta atrás! Ojala lo sea para que podamos presumir de una sociedad libre y democracia, igualitaria, justa,

Lo escribí ayer mismo. Y lo vuelvo a reproducir porque nadie debe llevarse a error: no inundaron las mujeres las calles por un motivo “político”, aunque algunos intentaron “apropiarse” de las reivindicaciones. “No hay enfrentamiento, hay exigencia de los mismos derechos, de la igualdad. Y nos hemos de acostumbrar a mirar a todas las personar con “una mirada de igualdad”, sea cual fuere el sexo, el color, la raza o la religión. Lo proclama solemnemente la Constitución. Se trata de llevarlo a la práctica con justicia. Lo reclaman con esta huelga las mujeres. ¡Lo reclamo también yo! Sigamos avanzando en la igualdad con paso firme. No olvidemos que sin igualdad y dignidad no hay ni libertad, ni democracia. ¡Por consiguiente, tampoco progreso, ni bienestar social! No estamos ante una cuestión política: ¡estamos ante un tema de Justicia!”

Y recordar esos derechos no es apenas necesario, están en la mente de todos: brecha salarial, discriminación por razón de sexo, “techo de cristal”, presencia en la vida pública y en sus estructuras, etc. Con otras palabras: si hombres y mujeres somos como personas iguales… ¡que así sea, que no se quede esa verdad en bonitas palabras!

Y en esa lucha por derribar la desigualdad estamos todos. Estamos los hombres con dignidad: no es hombre digno quien se considera superior por el hecho de ser hombre. Y están las mujeres, ayer lo demostraron fehacientemente. Y deben estar los políticos, pero sin “ahogar” las reivindicaciones con “colores políticos, con ideologías políticas o sectarias”.

Y están también aquellas mujeres que viven su feminidad siendo madres. La maternidad merece un apoyo e impulso del que actualmente se encuentra privado. «En estos días en que las sociedades de todo el mundo están alzando la voz para luchar por los derechos de la mujer, pedimos que también griten alto en favor de las que son madres, para que se las ayude a acceder a puestos de trabajo y se les facilite compatibilizar su vida familiar con su vida laboral”.

Y todo ello sin enfrentamientos inútiles y propios de otras épocas. Los hombres al lado de las mujeres; las mujeres al lado de los hombres exigiéndoles que sean coherentes con su dignidad de personas. Sin olvidar la libertad de todos: cada mujer tiene derecho a vivir como mujer como le parezca oportuno y así lo decida. Les dejo con los espacios televisivos y los reportajes de los medios de comunicación, Me quedo con la alegría del “color morado”. Lo llevo dentro desde hace muchos años, y seguiré sintiéndolo como un acicate para seguir luchando por la igualdad, para seguir intentando erradicar la violencia machista que a tantas mujeres han asesinado. Esas mujeres asesinadas estaban también presentes en las manifestaciones: no estaban vivas, pero sí estaban bien vivas presentes en nuestros corazones.

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Cargue Artículos Más Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira además

Guía de buenas prácticas del abogado y abogada de la mujer víctima de violencia de género

Consideramos esta Guía de interés no solamente para el Turno de Oficio de Violencia de Gén…