Inicio Noticias Estreno de Amores que duelen

Estreno de Amores que duelen

4 minuto leer
7
0
3
ministra MDSIMA 2014 09 15
  • El programa recreará ocho casos reales de violencia de género
  • El caso de Melanie, una joven madre de 23 años, en el estreno de ‘Amores que duelen’
  • Ana Mato: “Valoramos muy positivamente el compromiso de Mediaset España“, “Amores que duelen’ es un compromiso con las mujeres

El martes 16 de septiembre a las 00.00 horas, TELECINCO estrena “AMORES QUE DUELEN” un nuevo programa de televisión presentado por el periodista Roberto Arce que recrea ocho casos reales de Violencia de Género expuestos por sus protagonistas y familiares con el análisis de una psicóloga experta en la materia.

Producido por Verve Media Company España y con la colaboración del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad el programa pretende enseñar e identificar las primeras señales de maltrato y cómo pedir ayuda.

Forma parte de una campaña institucional que Mediaset España lanzará en octubre contra la violencia de género bajo el slogan: “Practica igualdad. Enseña respeto

Amores que duelen ha contado con el apoyo de Asociaciones contra la violencia de Género de toda España, entre las que nos incluimos, y de muchas mujeres que forma individual y totalmente desinteresada han querido compartir sus vivencias con el único objetivo de ayudar a cualquier persona que pueda estar atravesando una situación similar. Nuestro presidente, José Antonio Burriel estuvo acompañando precisamente a una de las víctimas que cuentan su testimonio, y pudo ver in situ el modo de trabajo y la profundidad de la entrevista. Es por ello que estamos con muchas ganas de ver el resultado final.

Cada entrega contará la historia en primera persona de una mujer superviviente y su entorno, y estarán respaldados por el análisis de la psicóloga clínica y forense, Victoria Trabazo.

Melanie, Filomena, Toñi, Deborah, Ana María, Marina, Isabel y Vanessa son ocho mujeres que han encontrado salida a la Violencia de Género y su objetivo es el mismo que el de Amores que duelen, ayudar a hacer visible esa salida.

ministra MDSIMA 2014 09 15

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Cargue Artículos Más Relacionados

7 Comentarios

  1. Jose Luis

    24 septiembre, 2014 en 2:39

    El caso de Melanie, aunque bien llevado a la pantalla, es aún más escalofriante. El problema es que no termina ahí (como el caso de muchas mujeres). Sin haber completado la mitad de la condena se suelta a semejante monstruos sin seguimiento alguno y sin que se la avise con la antelación fijada por ley. Ante las reclamaciones al juzgado y el Penal se la excluye sucesivamente; y ante las reclamaciones al señor Gallardón y a Ana Mato (cito textualmente de una entrevista), la respuesta de ambos es: “No es de nuestra competencia”.
    Ahora, sea por el motivo que sea, se impone la vigilancia telemática en su caso (aunque recordemos todas las mujeres muertas desde diciembre por salidas de sus maltratadores) y el ministerio ha incluido a las víctimas como parte del proceso judicial, algo básico que se llevaba reclamando desde hace mucho. Finalmente la ministra encabeza las referencias a este programa.

    Responder

  2. Maruxa Oñate Español

    6 octubre, 2014 en 16:46

    Como Doctora en Psicología Clínica con la tesis doctoral Juana I de Castilla, el estudio en Investigación que resultó “El Síndrome de Maltrato a la Reina de Castilla” con el que murió y padeció sus consecuencias pues no hay efecto sin causa. Desde este lugar pregunto a las personas del programa si no va a haber el caso o más de uno de algún hombre. Lo digo porque Violencia de Género en el 2014 me parece irreal dado que la violencia es a mujeres y a hombres que padecen el maltrato y a la vez aparece la injusticia de la sociedad como si ellos no existieran, cuando hasta las leyes van en contra del maltratado, al igual que si tienen hijos y están al albur de la propia justicia y honestidad de los jueces, dado que en España no pareciera que existiera maltrato a hombres. Ojalá ese programa lleve a algún hombre maltratado y de pie para que la sociedad comience a ser algo más justa. Pareciera sino que el maltratado no existe en España. Dejo mi correo electrónico por si desean ponerse en contacto. Más de 10 años investigué sobre el maltrato a una mujer (a una Reina) aún así, no puedo dejar de decir que en la actualidad son tantos como tantas. No dejemos fuera de la sociedad al hombre maltratado sólo por la vergüenza de llegar a pedir ayuda. Negar la realidad es patológico. Un saludo agradecido por hablar del maltrato y deseando que se contemple globalmente “La Violencia” Maruxa Oñate Español Doctora en Psicología Clínica.

    Responder

    • No más violencia de género

      13 octubre, 2014 en 10:47

      Estimada Maruxa,

      los datos oficiales no coincides con sus manifestaciones. Nos parece bien que usted defienda que la ley castigue a las mujeres que maltratan, pero es que así lo hace ya y además lo hace con justicia. Denostar la ley integral acudiendo a cifras falsas y argumentos demagógicos es un mal servicio a la sociedad.

      Atentamente,
      NOmasVG.

      Responder

      • Maruxa Oñate Español

        21 octubre, 2014 en 1:27

        Lamento que no podamos ponernos de acuerdo por la estadística. Yo aprendí en mi doctorado a contemporizar con los distintos autores y profesiones. Creo que la unión hace la fuerza, pero en fin si usted cree que “los datos oficiales no coinciden con mis manifestaciones” lo dirá a través de argumentaciones que no las ha puesto. Mi argumento creo que lo he puesto. En EEUU las estadísticas no coinciden con las Españolas… Por algo será…

        Lamento que los que luchamos contra la violencia no lo hagamos sin rivalidad, a mí la rivalidad me hace creer que se oculta algo, el que rivaliza no me parece ser creíble y quien no da razonamientos ni explicaciones menos aún. Un saludo a quien no llega a firmar y sí a intentar ofender con cosas como “argumentos demagógicos” que también me hacen creer que se ha picado. Ya sabemos, “quien se pica…” En fin, tiene que haber de todo en la vida. Un saludo Maruxa

        Responder

        • No más violencia de género

          21 octubre, 2014 en 11:41

          Estimada Maruxa,

          nada más lejos de nuestra intención que suscitar una supuesta rivalidad, pero es que cuando dice que “en la actualidad son tantos (hombres maltratados) como tantas (mujeres maltratadas)”, no aporta ninguna fuente que avale su opinión, que por tanto debemos considerar demagógica ya que no hay una evidencia científica que la fundamente. En cambio, nosotros nos referimos a los datos oficiales, provistos por el Ministerio, y además podemos citarle el reciente informe elaborado por la Unión Europea, así como los datos ofrecidos por la Organización Mundial de la Salud, Global and Regional Estimates of Violence against Women: http://www.unwomen.org/es/what-we-do/ending-violence-against-women/facts-and-figures#sthash.m2aKGJWU.dpuf

          Y firmamos como NOmasVg, porque la respuesta es consensuada a través de nuestro equipo de trabajo, que si quiere ponerle un nombre, es público que la asociación está presidida por José Antonio Burriel.

          Le rogamos no considere esta respuesta como un “pique” ya que entendemos que todo debate es enriquecedor.

          Atentamente,
          NOmasVG.

          Responder

  3. Maruxa Oñate Español

    25 noviembre, 2014 en 23:04

    Maruxa respondiendo a NOmasVG.

    Realmente no cambié de opinión y sigo viendo que hay más maltratados que maltratadas en la actualidad. El dar cifras, sabéis que las estadísticas no están a disposición de los ciudadanos con intervención informativa. Quise ponerme primero en contacto con personas que(de ahí mi tardanza)tienen mayor información de las diferencias de violencia entre hombre y mujeres, sin necesitar de aspectos clínicos, lo que es más importante, para mí al menos, en su enfrentarse con la violencia (no de género) sino cualquier maltrato a hombre, mujer, niños, ancianos, enfermos, en definitiva, indefensos. Desde mi aporte como doctora en psicología clínica, quise ponerme en contacto con los que sí tienen directamente la información perteneciente a lo social; desde estadísticas o la ausencia de ellas en hombres. La diferencia de Justicia con respecto a las victimas entre mujeres y hombres. Poder aunados y unidos contra la Violencia y así no estemos permitiendo que ésta, la Violencia, exista ya sea por las leyes, ya sea por la ausencia de indignación contra quien la produce, sea hombre o mujer. Si no, permitimos la violencia en nuestra sociedad.
    Siempre he dicho lo mismo: si la Justicia no es justa hay que cambiar las Leyes para que sean justas. Y si la Justicia no se aplica con Justicia habrá que cambiar esa justicia (con minúscula) para que sea Justa con mayúscula.

    Así, con quien mejor me pude poner en contacto fue con la Presidenta de Amyhir y de Advigen a donde yo pertenezco como Psicóloga Clínica. ¿Quién mejor que mi Presidenta para contestar desde el ámbito Social-Jurídico-Cultural desde donde se quiere ocultar que el hombre está en desigualdad y perjuicio en los tres ámbitos: social, jurídico y cultural. Yo añado, ocultación y en perjuicio Psicológico Clínico, necesitando desvelar (descubrir, poner de manifiesto) y develar (quitar o descorrer el velo que cubre algo) lo que está sucediendo con el maltrato a los hombres; desde sus propias mujeres y la falta de Justicia desde la justicia. Os paso lo que añade Blanca Escaño, un saludo afectuoso, Maruxa Oñate Español Doctora en Psicología Clínica en Advigen.

    La Tristeza de ser padre en el Siglo XXI 29/10/2014 20:58
    La pérdida de nuestra dignidad como individuos, como familia, como sociedad se ha convertido en un problema de Estado, y como tal, debería de ser tratado
    LA TRISTEZA DE SER PADRE EN EL SIGLO XXI

    En pleno Siglo XXI, en la era del llamado progreso, parece que no progresamos tanto como debiéramos.
    Hemos perdido, más bien nos han hecho perder nuestra dignidad en el seno familiar.
    Cuando existe un proceso de divorcio, en esta época “progresista” las custodias de los hijos se siguen otorgando en exclusiva a las madres. ¿Por qué?
    Los políticos, los medios de comunicación y por ende la sociedad, que subliminalmente ha sido aleccionada para pensar de esta manera, nos dicen que continuamos en una sociedad denominada “machista”. Yo me pregunto: ¿Por qué, si hoy en día la gran mayoría de los padres están tan implicados o más con sus hijos que las propias madres? ¿Por qué se emperran en hablar de violencia machista, cuando también existe violencia “hembrista”? ¿Y la violencia que sufren niños y ancianos, no es violencia acaso? Por tanto, es irrefutable que la violencia es simple, llana y desgraciadamente, eso. Violencia. Como lo es la violencia institucional.
    Los problemas llegan especialmente en procesos de divorcio, a la hora de otorgar la custodia de los hijos. En principio, y partiendo de situaciones normales, ambos progenitores están capacitados para el cuidado, educación y atención de sus hijos, independientemente de la edad que los pequeños tengan.
    Todo proceso de separación matrimonial es traumática en sí misma, haya o no hijos en común. Necesitamos pasar por diferentes etapas, que nuestra propia mente y nuestro cuerpo nos piden para poder salir adelante.
    Primero se produce un estado de rabia, depresión, impotencia, en el que o bien necesitamos saber del otro, o bien necesitamos vengarnos a toda costa.
    Si somos plenamente conscientes de la situación y de lo que estos estadios pueden producir en nosotros mismos, no digamos cómo pueden repercutir en nuestros hijos.
    El ser humano, por su tendencia al egoísmo, únicamente piensa en sí mismo. Por este motivo, los seres que nos rodean, familiares, amigos… nos intentan aconsejar, pero ¡ojo! esos consejos pueden no ser tan buenos como pensamos.
    En un proceso de divorcio con hijos pueden existir dos vertientes:
    1. Que la separación sea medianamente civilizada, olvidándonos de nuestras frustraciones para con el otro cónyuge en favor del bienestar físico, psicológico y educativo de nuestros hijos.
    2. Que la separación sea totalmente incivilizada, sin diálogo y con continuas disputas que afectan directamente a nuestros hijos. Con impedimentos de visitas, comunicación e incluso alienación del hijo hacia el padre. Normalmente suele realizarse hacia la figura paterna, dado que como he mencionado con anterioridad, la custodia de los hijos se otorga “por imperativo legal a las madres”.
    Dicho esto, la que prima en este país tan “progresista y democrático” es la segunda vertiente.
    Añadamos que el 28 de diciembre de 2004 se aprobó por unanimidad en el Congreso de los Diputados la Ley Integral contra la Violencia de Género, en la que la mujer (yo soy mujer) puede denunciar a su cónyuge a su libre albedrío, sin necesidad de aportar ningún tipo de prueba que lo acredite, lo que conlleva de entrada:
    • Pasar el fin de semana en el calabozo. (Se da la extraña circunstancia de que la mayor parte de las denuncias se producen en fin de semana o en período vacacional). Hay quien tiene más suerte y pasa a disposición judicial sin pasar por los calabozos, aunque no suele ser lo más usual.
    • Celebración de Juicio Rápido en el que el hombre es asistido por un abogado de oficio. De estos juicios normalmente se sale con las siguientes medidas cautelares:
    o Una orden de alejamiento del ex marido hacia su ex mujer.
    o Visitas a los hijos:
    1. En fríos puntos de encuentro bajo supervisión.
    2. Recogida de los hijos por medio de una tercera persona que se lo entregará al padre, como si de una mercancía se tratara.
    3. Algunos padres únicamente tienen una o dos visitas inter semanales sin pernocta. Otros un día con pernocta.
    Ambos progenitores están capacitados para el cuidado, educación y atención de sus hijos, independientemente de la edad que los pequeños tengan
    Mientras se espera a la celebración del juicio penal, que tardan en salir una media de un año y medio o dos años, nosotras, las mujeres podemos:
    – Saltarnos a la torera la patria potestad compartida. Hacer y deshacer a nuestro antojo, pudiendo entre otras, llevarnos a los hijos a cientos de kilómetros del padre e incluso a otros países. Con total impunidad. Si es el padre quien lo hace, tendría una orden de busca y captura por secuestro.
    • En caso de ser objeto de una denuncia por violencia de género, todos sus derechos y dignidad se van al garete. Son mal vistos por la gente de su entorno y en numerosas ocasiones se ven obligados a cambiar de residencia.
    De todos es conocido que las personas somos dadas a juzgar al prójimo aún sin conocer las verdaderas circunstancias que le rodean y que incluso existiendo sentencias en firme, estas pueden ser erróneas basadas en ausencia de pruebas, falsos testimonios e incluso denuncias falsas. Esta es una realidad que todos sabemos que existe, pero que muy pocos se atreven a decir públicamente.
    • Hay mujeres que tienen la fortuna de trabajar, vivir o ambas en el perímetro comprendido en la orden de alejamiento, con lo cual, el pobre desgraciado de turno ni siquiera puede acceder a recoger a los hijos al colegio, denunciar en el juzgado o incluso acudir al cuartel de la policía. Esto generalmente sucede en pueblos pequeños.
    • Se haya celebrado o no el juicio penal, e independientemente del resultado de la sentencia, los padres no tienen la opción de conocer al pediatra de sus hijos, sus enfermedades, obtener la tarjeta sanitaria para poder llevarlos al médico o para salir de vacaciones en prevención de posibles enfermedades.
    • Tampoco tienen opción a obtener el DNI de sus hijos.
    • Escasos o nulos informes escolares de sus propios hijos
    • En la mayoría de los casos no existe conciliación de la vida laboral y familiar para las visitas inter semanales con sus hijos, por lo que el justificante del convenio regulador del régimen de visitas con los hijos no sirve, por no estar tipificado en ninguna parte. Con lo cual, o bien la empresa lo descuenta del sueldo o bien pueden considerar el despido de la empresa.

    CONSECUENCIAS PARA LOS HIJOS

    • Se les arranca de raíz de su entorno familiar habitual. De repente dejan de ver a la otra parte de la rama de su familia, generalmente la rama paterna. No ven a su padre con la asiduidad a la que estaban acostumbrados y por ende, al resto de la familia (abuelos, tíos, primos e incluso amigos).
    • En muchas ocasiones se ven obligados por la madre custodia a trasladarse a vivir a otro lugar, estudiar en otro colegio diferente y tener compañeros de clase diferentes.
    Si ya es duro de por sí un cambio en un ambiente familiar sereno y equilibrado, imagínense lo que supone en un proceso de divorcio y para más inri, contencioso, en el que los padres no cesan de pelearse y uno de ellos o ambos, utilizan a sus propios hijos como arma arrojadiza en contra del otro.
    • Elevadas probabilidades de trastornos emocionales y regresiones a edades inferiores a la que tienen. Trastornos del sueño en forma de pesadillas, cambios en los hábitos alimentarios, cambios en el comportamiento (tristeza, depresión… Los sueños suelen tener tendencia a sentirse culpables de lo que sucede, especialmente si no se les explica la situación que están viviendo y se les transmite seguridad).
    • Cambios significativos en los estudios (bajo rendimiento), en el comportamiento con los compañeros de clase (agresividad, tristeza, sumisión…).
    • Agresividad con otros compañeros del colegio y hacia los propios padres/madres.
    • Al llegar a la adolescencia corren el peligro de convertirse en pequeños/as delincuentes, drogadictos, e incluso muchos acaban suicidándose.
    Por todos estos motivos, es imprescindible liberarse de cualquier tipo de ideología y potenciar la educación aséptica, aprendiendo a ser tolerantes con los demás, respetando el principio de igualdad en todos los ámbitos de la vida para todos y cada uno de los individuos que conformamos la sociedad, sin favorecer más a unos para perjudicar a otros.
    Dejo aquí la siguiente reflexión:
    ¿Serían ustedes capaces de hacer desgraciada la vida de sus propios hijos o por el contrario, intentarían hacer lo imposible por que convivan con su padres y con sus madres en igualdad de tiempos de convivencia dejando de lado nuestras frustraciones y nuestras peleas con el otro progenitor sólo para conseguir el equilibrio emocional, físico, educativo y social de los que han sido y son más importante en nuestras vidas: nuestros hijos?
    La pérdida de nuestra dignidad como individuos, como familia, como sociedad se ha convertido en un problema de Estado, y como tal, debería de ser tratado.

    Blanca Escaño
    Presidenta de Amyhir G01513936

    Responder

    • No más violencia de género

      30 noviembre, 2014 en 15:29

      Respetamos su opinión Maruxa, así como la de Blanca, pero volvemos a nuestro argumento: los datos, disponibles para quien los quiera ver, en la página del Ministerio, así como en la página de la Unión Europea, y en el informe, y en múltiples sitios a disposición de la ciudadanía, no avalan su postura, sino la nuestra. No hay peor ciego que quien no quiere ver.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Pacto de estado sobre la violencia de genero

Pacto de Estado y no un pacto de partidos: somos los ciudadanos quienes hemos instado a nu…