Piensa en una niña

octubre 16, 2015 en Artículos, Noticias por No más violencia de género

  • Muchas niñas pierden todo tipo de protección al llegar a la pubertad

  • Sufren abusos, violencia o se ven obligadas a casarse

  • En el Día Internacional de la Niña recordamos su situación

14444712214950

  • Por BLANCA CARAZO*

Piensa en una niña. ¿Ya tienes una imagen en la cabeza? Bien.

¿Qué edad tiene esa niña en la que has pensado?

Si eres como la mayoría de la gente de mi entorno, habrás pensado en una niña menor de 10 años. Propuse este juego a 47 personas, y el 83% dio una respuesta en ese rango. Otro 13% imaginó niñas de entre 11 y 13 años, y únicamente dos personas (un 4%) asociaron la palabra “niña” con una chica de entre 14 y 17 años.

En los últimos 15 años se han logrado avances muy significativos para las niñas, sobre todo, para las de 0 a 10 años. Ahora tienen menos problemas de salud y nutrición y más probabilidades de recibir vacunas y de asistir a la escuela primaria. Sin embargo, al llegar a la pubertad, se enfrentan a retos distintos y específicos, a los que no se ha dado respuesta en la agenda de desarrollo. De alguna manera las niñas, las adolescentes, al entrar en esa etapa, han desaparecido.

El domingo 11 de octubre fue el Día Internacional de la Niña, este año con el tema “El poder de la niña adolescente: una visión para 2030”. Se trata de reconocer el potencial ilimitado de las casi 600 millones de niñas entre 10 y 19 años que hay en el mundo y de pedir el compromiso de la comunidad mundial para garantizarles oportunidades y favorecer su desarrollo.

La adolescencia es siempre una etapa de cambios: cambios físicos, emocionales y sociales. Las niñas terminan la escuela primaria, tienen su primera regla, van asumiendo más responsabilidades. Para muchas niñas es una fase de aprendizaje, elecciones, experiencias nuevas y mayor independencia. Eligen amigas, deciden estudios, afirman aficiones, se enamoran por primera vez. Para otras, las menos afortunadas, es una etapa de renuncias y riesgos. Abandonan la escuela, se sienten apartadas y discriminadas, sufren abusos y violencia, contraen el VIH o se ven abocadas a matrimonios precoces o embarazos no deseados. Desaparecen.

No podemos permitir que eso siga ocurriendo. Para lograrlo, hemos de pensar en ellas, en las niñas adolescentes: escucharlas, visibilizarlas, protegerlas, empoderarlas, entender sus realidades, sus miedos, sus sueños… Y, por supuesto, actuar en los ámbitos que más les afectan. ¿Cómo?

Para leer el artículo completo, sigue el enlace.

Publicado en El Diario El Mundo, 11/10/2015.

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.