Smartphones contra la violencia de género: Dharavi muestra el ejemplo a seguir

abril 21, 2015 en Noticias por No más violencia de género

Entre 300.000 y 1 millón de personas habitan en Dharavi, un barrio de Mumbai en el que la pobreza es protagonista y en el que se producen numerosos casos de violencia de género. Allí una ONG llamada SNEHA (Society for Nutrition, Education and Health Action) ha logrado que más de 160 mujeres voluntarias presten su ayuda para combatir el problema con la ayuda de un aliado singular: el smartphone.

Este organismo puso en marcha el llamado Little Sister Project, una iniciativa financiada por la Organización de las Naciones Unidas en la que mujeres formadas para este propósito utilizan smartphones basados en Android y con una aplicación específica y registran incidentes de violencia contra las mujeres con el objetivo de alertar a las autoridades y evitar el mayor número de tragedias posible.

Los smartphones como herramienta ante esos abusos

En esos smartphones estas mujeres cuentan con un formulario y una aplicación llamada EyeWatch que permiten que todos los datos sobre cualquier incidente de este tipo puedan ser enviados a los trabajadores de este organismo. En los formularios pueden incluir grabaciones de audio y vídeopara documentar el incidente, a partir de lo cual las víctimas -si sobreviven- pueden recibir asistencia sanitaria o psicológica además de la potencial denuncia a la policía.

La organización SNEHA ha presentado ya el primer informe resultante de los seis primeros meses de actividad de este proyecto. De las 345 mujeres supervivientes de estos ataques el 33% indicaba que el abuso de sustancias como alcohol o drogas era causante de la violencia, mientras que el 30% comentaban que eran los problemas económicos el detonante de esa violencia. El 26%, sin embargo, no sabían identificar la causa de esos arranques de violencia. Los ataques verbales constituían el 70% de los casos, por un 59% en el que la violencia física aparecía presente, pero además un 16% declaraba haber sufrido violencia sexual.

El problema de la violencia de género en Dharavi se hace más patente cuando nos enteramos de queel 40% de esas mujeres sufren este tipo de ataques a diario. Nayreen Daruwalla, directora del programa de Prevención de Violencia contra las Mujeres y Niños afirmaba que reclutar a estas trabajadoras voluntarias (sanginis) era una forma de ayudar a las mujeres a “desarrollar mecanismos para enfrentarse con la violencia de género y lograr poder gestionar estos problemas de forma independiente mostrando tolerancia cero“.

Vía | LiveMint

Artículo transcrito desde Xataka, apasionados por la tecnología.

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.