Un guardia civil es siempre un guardia civil

julio 25, 2014 en Noticias por No más violencia de género

  • Un guardia civil fuera de servicio reduce a un hombre que amenazaba con quemar viva a su pareja tras dar a luz.

  • El agente, que estaba en la habitación contigua a la de la víctima, logró sacar de la clínica privada al hombre, un culturista al que le intervino una mochila con 1.300 euros, una navaja y anabolizantes.

guardia civil violencia de genero

por José A. Burriel, presidente de la Asociación NO Más Violencia de Género “José Antonio Burriel”

Un guardia civil fuera de servicio es siempre un guardia civil, aunque esté tomándose un café o cuidando a su mujer tras parir esta. Y se me ocurre, ante una mujer salvada de un nuevo crimen machista, recordar el articulo 6 de la cartilla de la Guardia Civil (20.12-1845 hasta la fecha)

Art. 6º. El Guardia Civil no debe ser temido sino por los malhechores; ni temible, sino a los enemigos del orden. Procurará ser siempre un pronóstico feliz para el afligido, y que a presentación el que se creía cercado de asesinos, se vea libre de ellos; el que tenía su casa presa de las llamas, considere el incendio apagado; el que veía a su hijo arrastrado por la corriente de las aguas, lo crea a salvo; y por último siempre debe velar por la propiedad y seguridad de todos.

¡Gracias!

guardia civil violencia de genero escudo y familiaEuropa press, sevilla |  23.07.2014 –

Un guardia civil que se encontraba fuera de servicio logró reducir en la madrugada del domingo al lunes a un hombre que amenazaba con quemar viva y matar a su pareja sentimental mientras esta se encontraba ingresada tras dar a luz por cesárea a un bebé en una clínica privada de Bellavista.

Fuentes de la investigación han informado de que los hechos tuvieron lugar sobre las 00:30, cuando este agente, perteneciente al Grupo Rural de Seguridad (GRS) y destinado en la Comandancia de Sevilla, se encontraba en una habitación de dicha clínica junto a su mujer después de que ésta hubiera dado a luz. En ese momento, escuchó las voces de un hombre que estaba amenazando con matar viva y matar a su pareja sentimental, que acababa de ser sometida a una cesárea y que se encontraba en la habitación contigua, por lo que el agente salió al exterior y se encontró al personal médico “muy asustado” y al hombre, “muy nervioso”, intentando entrar en la habitación mientras los familiares de su pareja trataban de evitarlo.

De este modo, el agente se identificó como guardia civil y logró reducir al hombre, muy corpulento y al parecer culturista, todo ello hasta que lo sacó de la clínica, donde le intervino una mochila en cuyo interior llevaba 1.300 euros en efectivo, una navaja y anabolizantes. Las mismas fuentes consultadas han añadido que la propia clínica dio aviso de los hechos a la Policía Nacional, que se personó en el lugar y detuvo al agresor, de unos 30 años de edad.

Noticia original en: Diario de Sevilla.

Imágenes: Unidad Familiar Guardia Civil.

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.