Asesino, parricida y suicida

octubre 30, 2013 en Opinión por No más violencia de género

por José Antonio Burriel, presidente de la Asociación No Más Violencia de Género “José Antonio Burriel” al respecto del reciente asesinato de violencia de género en Villarreal. 

violencia de genero y parricidio en villarreal opinión jose antonio burrielVila-Real de los Infantes –Castellón- un hombre asesina a su mujer y al hijo de ambos a cuchilladas, y después se suicida arrojándose de la azotea. Digamos que presuntamente por aquello de esperar al dictamen judicial. ¡Conmoción entre los vecinos, conocidos y familiares! Y llegan las opiniones.

Estaban muy enamorados, dicen unos. Estaban unidos, incluso habían programado una comida familiar, dicen otros. Y la Policía –no es una opinión, sino una constatación- afirma que no existían ni orden de alejamiento, ni denuncias previas de malos tratos. Y otros comentan: ha sido a causa de la crisis. Vayamos por partes.

Cuando nos vamos a enterar los miembros de esta nuestra sociedad que en muchos casos, muchísimos, la violencia machista permanece invisible para todos menos para la mujer que la padece y guarda silencio. No estoy afirmando que este caso se hubiera producido con anterioridad violencia de género; describo la invisibilidad de la violencia de género.

No existían denuncias previas de maltrato. Cuando nos vamos a enterar que muchas mujeres víctimas de malos tratos callan por temor, por vergüenza, por mínima autoestima, por proteger a los hijos, etc. No estoy afirmando que este sea el caso, solamente llamando la atención para que nadie confunda inexistencia de la denuncia con inexistencia real de maltrato.

Sería por la crisis. ¿Es posible que uno sea tan cobarde como para resolver un posible peso de la crisis suicidándose, es decir, no afrontando con dignidad y coraje la crisis? Esto es afirmación, aunque no pretendo señalar la causa del crimen.

¿Y a causa del peso de la crisis asesina a su mujer y a su hijo? ¡Nadie tiene derecho alguno a disponer de la vida de los demás, que no es su vida, sino la de los demás, en este caso de su mujer y de su hijo!

Y se asesina a cuchilladas, algo que indica especial maldad por el ensañamiento. Algo que indica… ¡creerse que uno es dueño y señor de la vida de su mujer y de su hijo! Y eso, claramente, es… ¡machismo!

¿El suicidio? ¿Acaso por arrepentimiento? Son muchos los asesinos machistas que tras cometer el crimen se suicidan. Y lo hacen, es la explicación de los expertos, porque no pueden seguir viviendo sin ser “dueños y señores” de unas vidas que ya han truncado. ¿Fue así? Lo desconozco, por lo que no atribuyo esa causa a este suicidio. Pero lo escribo para la compresión de tantos suicidios después de los asesinatos machista.

Y mi conclusión final: O la sociedad da un paso al frente en la erradicación de la violencia de género –sea este un caso más o no lo sea- o seguiremos llorando a las víctimas. Y la sociedad la componemos todos, no unos cuantos.

Artículo publicado también en la revista digital Ojos de Hipatia: http://losojosdehipatia.com.es/opinion/asesino-parricida-y-suicida/

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.