Cazar leones con escopeta de balines

octubre 3, 2014 en Opinión por No más violencia de género

 

por José Antonio Burriel, presidente de la Asociación NO Más Violencia de Género “José Antonio Burriel”

hyena cazar leones con escopeta de balinesEsa escopeta con la que nos divertíamos en las ferias para conseguir un pequeño trofeo, algo difícil porque los puntos de mira suelen estas trucadas. Esa escopeta de aire comprimido y un pequeño balín con la que, con gran fortuna, podíamos cazar algún pajarito. Esa escopeta de aire comprimido con sus balines es la que estamos utilizando en muchos casos para “cazar” a los depradadores machistas que agreden a sus parejas. ¡Tal como suena!

Hay salida; denuncia. Pero quien garantiza a la mujer que depende económicamente de su agresor que podrá comer ella y dar de comer a sus hijos si denuncia…Si, eso dicen los derechos de las mujeres víctimas de violencia de género, pero…¿Cuánto, cuando, como? ¿La mujer que denuncia tiene garantías de que se le asistirá psicológicamente para recuperar su vida? Eso dicen los derechos, pero… ¿por verdaderos especialista, con prontitud, sin tener que desplazarse kilómetros para ello?  También dicen los derechos que la mujer debe ser asistida jurídicamente incluso antes de la redacción de la denuncia, pero… ¿acuden los abogados con rapidez donde sea preciso? ¡Y asistimos a recortes o congelación de los presupuestos! Lo siento, pero sin dinero “estamos cazando fueras con escopeta de balines”,

¿Por qué muchos juzgados se inclinan por los juicios rápidos –en caso de denuncia de una agresión no habitual.- y no se plantean el proseguir con las diligencias previas sabiendo –porque eso es así- que la agresión puntual suele ser la punta de iceberg del maltrato, de la violencia machista? ¿Por qué los jueces que juzgan, también muchos de los que instruyen, no están especializados tal y como está previsto? ¡Así nos va en muchas sentencias!  Cuestión de dinero, pero también de sensibilidad. ¡Los balines no terminan con las fieras depredadoras!

Y se ponen en marcha campañas de sensibilización. ¿Dónde llegan? Porque muchas de ellas se quedan en las páginas de información de las instituciones sin llegar a os ciudadanos a través de las redes sociales.

Y no dejemos en el olvido las campañas interesadas sobre las denuncia falsas ¿Se actúa con energía ante esa falsedad? Pues… ¡va a ser que no! Aquí ni siquiera escopeta de balines. ¿Qué se hace con determinadas actuaciones judiciales? Soledad Cazorla: “Es una medida con falta de tino, desafortunada e incomprensible”. Y se trata de un juez que decide que el asesino de su mujer se reúna cuatro horas al mes con su hija pequeña porque eso es beneficioso para la niña. Añadan la aplicación del llamado “síndrome de alienación parental” –síndrome unánimemente descalificado por las organizaciones científicas, también por el Consejo General del Poder Judicial- y con el que muchos padres maltratadores arrebatan los hijos a la madre. ¿Les extraña que muchas madres maltratadas no denuncien por temor a perder a sus hijos? A mí no me extraña porque se de muchos casos.

Y no insisto en la especialización –verdadera y no “un cursito de chicha y nabo”- de todos aquellos agentes que intervienen cerca de la violencia de género. Insisto en la escasez de recursos económicos. Ya sé que el dinero no va a acabar con la violencia machista. Pero sin dinero no existen recursos suficientes, tampoco aplicación real de los derechos reconocidos. Pero si insisto –no me cansare de repetirlo- en que la pandemia (algo más que una lacra) que la violencia de género es, sigue instalada en la sociedad y se lucha contra su desaparición con una cierta “flojera”.

Con cañonazos no se cazan moscas. Pero los depredadores machistas no son precisamente “moscas”, ni muchísimo menos. Pero si sé que son necesarias acciones contundentes y también urgentes. Se necesita más dinero invertido en los recursos existentes y en la creación de otros nuevos. ¡Más dinero y más intensidad y más implicación y más sensibilidad! Se ponen todos medios posibles para combatir el Ebola. Y ante el temor del llamado “estado islámico”. Bueno, pues la violencia de género es una pandemia instalada entre nosotros. Y es tan cruel como la  crueldad de los fanáticos del estado islámico. ¿Acaso no es cruel –cruel y despreciable- el machismo que considera a la mujer como inferior y desprecio absoluto a la dignidad e igualdad de todas las personas?

¡Las escopetas de balines son buenas para pasar un rato en una feria de atracciones, pero no para terminar con la violencia de género, con la violencia machista!

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.