“El Charco” de las estadísticas de violencia de género

julio 23, 2013 en Opinión por No más violencia de género

por José Antonio Burrielpresidente de la Asociación No Más Violencia de Género “José Antonio Burriel”

violencia de genero estadísticas sandra agudo nomasvg

Y no considero la ampliación de las estadísticas y datos de las victimas de violencia de género como “un charco”. Ni muchísimo menos. Siempre he defendido que es necesaria una visibilidad diáfana para que la sociedad tome conciencia de la brutal realidad de la violencia de género. Tantas veces como se me ha preguntado por el numero de victimas mortales, he respondido siempre: centrar la atención sobre la cifra de victimas mortales  lleva consigo una cierta invisibilidad de la violencia de genero; las victimas mortales son la punta del iceberg de la realidad, unas victimas que me duelen en el alma; pero…me duelen las lesionadas, las que sufren maltrato psíquico…. ¡cualquier mujer victima del machismo!

¿Por qué “un charco”? Porque se ha desatado la polémica publica acerca de unas estadísticas prometidas por el Ministerio de Sanidad y ahora parece que van a quedarse “alicortas”. Entro en el debate, meto los pies en el “charco”, como vulgarmente se dice.

Primer punto. Es la Justicia quien “marca” la realidad de la violencia de genero. Es la Justicia quien dice cuando un acto de violencia -sea cual fuere ese acto- es un acto de violencia de genero, cuando, por ejemplo, un homicidio o asesinato ha sido un acto de violencia de genero.

¿En el caso de las lesiones? Si se ha acudido a un centro medico y este ha advertido que la lesión ha sido producida por su pareja o expareja, el parte -obligatorio- debe llegar a los Juzgados. Y estos deben admitirlo como presunto delito e  iniciar el procedimiento judicial. Cuando el procedimiento ha finalizado y la Justicia ha dictado resolución firme, estamos ante un acto de violencia de género.

Lo mismo se puede decir de cualquier otro acto de violencia de género .malos tratos psíquicos, violencia económica, amenazas, coacciones, etc.

Y alguien puede pensar: será suficiente con los resúmenes del Consejo General del Poder Judicial para conocer el número de victimas de violencia de género. Pienso que no. Conoceríamos el número de victimas mortales, conoceríamos el número de sentencias firmes condenatorias, ¿sabríamos las consecuencias físicas o psíquicas de esos actos de violencia de género?

La sociedad debe saber –para ser consciente de la gravedad de la violencia de genero- cuantas han sido las victimas mortales, cuantas han sufrido lesiones físicas graves o simplemente lesiones físicas, cuantas han padecido el daño psíquico, etc. Solamente de ese modo visibilizaríamos con exactitud la magnitud de la violencia de género conocida y nos concienciaríamos en profundidad en su erradicación.

Una estadística concreta y amplia de las consecuencias de la violencia de género. Que toda la sociedad sepa las agresiones a la dignidad e igualdad que ocasiona la violencia de género, el machismo. No en abstracto, que aun existen persona que piensan que se esta exagerando, que no es para tanto. ¡Que conozcamos las consecuencias y efectos de la violencia de género! No se trata de asustar, pero tampoco de esconder la cabeza como hacen los avestruces. El mal se combate conociendo sus consecuencias. ¡Necesitamos conocer esa realidad, para que la punta del iceberg se amplíe!

Enlace a la noticia aparecida en El Mundo que ha generado todo este revuelo al respecto de las estadísticas.

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.