Entrevista a la presidenta de Amigas Supervivientes

noviembre 12, 2013 en Noticias, Opinión por No más violencia de género

Entrevista a Mayte Lafuente, presidenta de la primera asociación autonómica de mujeres víctimas de la violencia de género,  es la cara visible de «Amigas supervivientes», un colectivo nacido en el Port de Sagunt para ayudar a las víctimas de la violencia machista y demostrarles que de ella se puede salir.

  • “Los recursos destinados a combatir esta lacra y proteger a las mujeres son muy insuficientes”
  • “El planteamiento del problema de la violencia machista falla”

Por M. ARRIBAS para Levante EMV y publicada el 11 de noviembre de 2013

amigas supervivientes mayte lafuente La entidad se presentará el próximo día 23, a las 12 horas, en el Centro Cívico del Port de Sagunt, con la presencia de José Antonio Burriel, experto en Violencia de Género, y de Ana Bella Estévez, la impulsora de la Fundación Ana Bella e, indirectamente, de que los lazos creados en un taller municipal para mujeres víctimas de la violencia de género dieran lugar al nacimiento del colectivo.

¿Hacía falta una asociación de supervivientes a los malos tratos en la C. Valenciana?
Hace falta para apoyar a mujeres que están padeciendo o han padecido la violencia machista a que salgan adelante y para hacer ver a la sociedad que somos un valor positivo, que somos parte de la solución a la violencia machista.

¿Cómo se logra ser una superviviente y volver a sonreír?
Con mucho esfuerzo, trabajo y apoyo. Hay muchos tipos de violencia machista desde amenazas e insultos a golpes y palizas, está la psicológica que es más difícil de detectar. Por eso cada mujer tiene que ir trabajando poco a poco según su caso y, claro, lo fundamental es poder contar con una red de apoyo para saber que no estás sola.

Para ser superviviente a menudo se necesita denunciar antes, pero ¿qué hace falta para denunciar, además de coraje?
Hace falta estar preparada ya que después de poner la denuncia vienen muchas más detrás y si una no está preparada puede pasar que retire la denuncia, no se presente en el juicio o incluso vuelva con el maltratador por miedo u otras razones. Por eso nosotras vamos a estar al lado de esas mujeres, aunque no denuncien o hasta que estén preparadas para ello.

A veces, la crueldad extrema llega cuando la víctima ha denunciado varias ocasiones. ¿Qué falla y estaría en la mano de los poderes públicos solucionar?
Para mí falla el planteamiento del problema de la violencia machista. El objetivo tiene que estar puesto en el maltratador no en en la víctima. Cuando una mujer denuncia se activan mecanismos de protección que muchas veces no son suficientes. Por ejemplo, a veces las pulseras telemáticas se las quitan o desactivan por lo que la mujer tiene que estar encerrada en su casa hasta que se localiza al maltratador, volviéndose a sentir víctima. Las órdenes de alejamiento están bien si se cumplieran, pero es un papel, no impiden que el maltratador se acerque y cuando lo hace muchas veces, no da tiempo a llamar a la policía o refugiarse. O cuando cumplen condena y salen de la cárcel, salen igual, los programas de reinserción no hacen nada. Las mujeres siguen temiendo por su vida y siempre son ellas las que tienen que huir. Eso debería cambiar. Además, los recursos económicos que se destinan para acabar con la violencia machista y proteger a las mujeres son muy insuficientes.

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.