La no denuncia no puede llevar a la indiferencia

septiembre 12, 2013 en Opinión por No más violencia de género

Por José Antonio Burriel, presidente de la Asociación No Más Violencia de Género “José Antonio Burriel”.

denuncia nomasvg violencia generoEl Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha confirmado que la muerte de una mujer en León que tuvo lugar la semana pasada corresponde a un crimen de violencia machista, lo que eleva a 32 el número de mujeres asesinadas este año por hombres con los que mantenían o habían mantenido una relación. Sólo seis de ellas les habían denunciado previamente, y de esas seis mujeres solamente una tenía una orden de protección vigente. La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha condenado este nuevo crimen y ha pedido a la ciudadanía, en general, “que no sea indiferente ante los malos tratos”, y a las mujeres, en particular, “que no soporten ni un solo síntoma de mal trato de sus parejas o exparejas”. En este sentido, ha recordado que 70% de las mujeres que padecen malos tratos consiguen salir de la violencia. Hasta aquí la noticia.

Y se me vienen a la cabeza muchas cosas. De acuerdo con la Ministra Mato: no se puede ser indiferente ante el maltrato, ser indiferente es dar la espalda a los derechos humanos, a la dignidad y libertad de toda persona, desconocer la gravedad del maltrato a la mujer. Y me pregunto: ¿nadie sabía nada acerca del maltrato a la mujeres que culminó en un asesinato?; ¿ningún familiar, amigo o vecino?; ¿ningún personal de los Servicios Sociales o de atención sanitaria? ¡No me lo creo! Aun cuando muchas mujeres maltratadas “esconden” el maltrato, guardan silencio, siempre hay signos que denotan ese maltrato.

¿Por qué conecto este tema con la indiferencia de la que habla la ministra? Porque tengo la impresión –algo mas que impresión- de que ante los signos de malos tratos, de violencia de género, bastantes profesionales de servicios sociales adoptan la indiferencia. Quizás no la indiferencia como tal, pero si similar actitud: como la mujer no ha dicho nada de denunciar, no hay nada que hacer, el problema es complicado y carecemos de medios… ¡Grave confusión lo de la denuncia!

He defendido desde hace años que hay que facilitar ayuda  a la mujer para que denuncie y encuentre de ese modo la protección  del Estado. Pero, cuando se conoce un poco la situación de una mujer maltratada –silencio, ocultamiento por temor u otras causas, autoconvencimiento de que no pasa nada, etc.-, se sabe de la dificultad de que la mujer de un paso firme hacia la denuncia. Es el momento de fortalecer a la mujer, de atenderla psicológica y socialmente, etc. –de “adelantar”, por decirlo de algún modo, los derechos que la ley otorga a las mujeres maltratadas tras la presentación de la denuncia- En definitiva, ante las dudas, o la negativa, de la mujer sobre la denuncia, los profesionales que han detectado los malos tratos deben poner en marcha todos los medios a su alcance para ayudar a la mujer. No quiere denunciar, no tenemos nada que hacer… ¡es indiferencia, es desconocimiento de la violencia de género!

Y conviene no olvidar que los profesionales de las instituciones públicas deben poner en conocimiento de las autoridades judiciales la existencia de los malos tratos. ¡Los protocolos están para cumplirse!

No es la primera vez que lo digo, ni será la última: no centremos la lucha contra la violencia de género en la denuncia, pongamos el acento en la ayuda a la mujer para que recupere su libertad y dignidad. Si lo hacemos así, pondremos en marcha cuantos medios tengamos a nuestro alcance, y no dejaremos sola a la mujer para que tome decisiones que pueden salvar su propia vida.

Artículo publicado en la revista digital Los Ojos de Hipatia el 11 de septiembre de 2013: http://losojosdehipatia.com.es/opinion/la-no-denuncia-no-puede-llevar-a-la-indiferencia/

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.