La soledad de la mujer maltratada

septiembre 8, 2015 en Artículos, Opinión por No más violencia de género

Por José A. Burriel

girl-in-orange-3-1431492-640x480

La soledad personal

Diversos son los factores que hacen que la mujer se “encierre” en sí misma y viva su maltrato o violencia de género en soledad

  • justificaciones falsas o engaños: él no es así, cambiará; está pasando una mala racha; bebe; soy culpable de sus gritos o insultos; sigo enamorada –dependencia emocional-;
  • temores y amenazas: qué haré sola; si digo algo, tomará represalias; dependo económicamente de mi pareja; etc.
  • situación psicológica: síndrome de adaptación paradójica; vivir la realidad “recreada” por supervivencia
  • factores sociales: qué van a decir; me señalarán como culpable; etc.

Todos estos factores y algunos otros “sellan” a la mujer maltratada y la abocan a la soledad, una soledad que la hace estar a merced de su maltratados, a vivir sin libertad y sin dignidad.

Hay que insistir en que la mujer denuncie, pero hay que hacer comprender a la mujer que esa denuncia le permitirá ayuda para salir de su soledad, para volver al camino de la libertad y dignidad. Insistir en la denuncia sin tener en cuenta la soledad en la que viven muchas mujeres que sufren maltrato, ni es efectivo, ni convence a la mujer.

soledad-del-maltratado-psicologico-L-JlGm7fLa soledad en el entorno

  • No confía en nadie de su entorno
  • No sabe cómo explicarse, qué decir
  • Siente temor a no ser comprendida

El silencio del entorno

  • de familiares, amigos, vecinos

Es indignante leer, tras una agresión, que familiares, amigos y vecinos  sabían de la existencia de maltrato, de la violencia de género –léase la noticia de la agresión de Manises; también de otros sucesos sangrientos de este mismo verano-. Muchos de ellos se escudan en que la mujer no quería denunciar; otros se dejan llevar de sus miedos a dar un paso hacia adelante.

A todos ellos –y lo digo con todo respeto- les recuerdo: su silencio puede haber llegado a ser delito de omisión de socorro; su silencio les hace responsables de algún modo del delito cometido ¡Ya basta de templar gaitas!

Hay que facilitar a familiares, amigos y vecinos el que rompan su silencio y ayuden a la mujer a recuperar su libertad y dignidad:

  • sus palabras pueden salvar una vida
  • la violencia de género es un delito publico, que conlleva el deber de denuncia
  • que la mujer guarde silencio o no quiera denunciar, no es excusa para que los testigos de ese delito guarden silencio.
  • existe el teléfono 016 que les aconsejará dónde acudir y cómo actuar
  • también la Policía Local les puede aconsejar al respecto.
  • Y las Oficinas de Ayuda a las Víctimas del Delito, y tantos otros organismos públicos, como los servicios sociales municipales.
  • La Justicia debe tener en cuenta los temores y miedos y actuar en consonancia

Es urgente, mucho, incrementar las campañas de sensibilización de los ciudadanos, de la sociedad. La foto del niño de tres años muerto en la orilla de la mar ha conmocionado al mundo entero, ha sido una llamada a recuperar la humanidad. ¡Como para pensar algo semejante respecto a la violencia de género…!

La especialización de los servicios sociales

Pero todo ello exige una verdadera especialización de los agentes públicos que se ocupan de la violencia de género. Cuando hablo de especialización, hablo de profesionalidad. Y cuando hablo de especialización y profesionalidad no me refiero a un “papel” que diga que se asistió a una jornada o un seminario.  Formarse en violencia de género no es sencillo:

  • características de la violencia de género
  • el ciclo de la violencia
  • clases de violencia; la violencia psicológica
  • la atención a la mujer maltratada
  • las normas jurídicas
  • los recursos existentes

Y la mujer maltratada no se sentirá sola cuando compruebe que quien le está atendiendo “sabe de qué va”.

Y no me olvido en este punto de insistir en una de las actuaciones de los servicios asistenciales: detectar la violencia de género en las mujeres. ¡Esperar a que una mujer diga que está siendo maltratada y lo haga en un despacho, es tanto como dejar a una maltratada a la intemperie!

Y si hablo de especialización y profesionalidad de los servicios sociales, también me estoy refiriendo a los agentes policiales, a los abogados del turno de oficio, a los psicólogos… ¡y, cómo no, a los jueces y fiscales!

O ROMPEMOS EL SILENCIO DE MUCHAS MUJERES Y SU SOLEDAD O NO VENCEREMOS A LA LACRA DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN NUESTRA SOCIEDAD

 

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.