Seguimos sin enterarnos

septiembre 9, 2013 en Opinión por No más violencia de género

cuando la sangre es de una mujer maltratada la herida es de todos

Por José Antonio Burriel, presidente de la Asociación No Más Violencia de Género “José Antonio Burriel”.

Acabo de recibir una foto-mensaje, y vuelvo, como casi todos los días, a sentir que mi corazón se aprieta y que los gritos del maltrato rompen mis tímpanos. ¡Y seguimos sin enterarnos!

La sangre se derrama con indignante frecuencia –asesinatos, lesiones- El dolor golpea a tantas mujeres que son humilladas por quienes dijeron que querían compartir sus vidas. Y el silencio –silencio impuesto de mil modos por el agresor- cierra las puertas de salida a quienes quisieran vivir su libertad y su dignidad.

Pero hay un silencio-rumor que duele, a mi me duele más, que tapa las bocas del entorno de la mujer maltratada. Hay un silencio-rumor que empuja a muchos –incluso servidores de la ley y personas que deben atender a quienes demandan ayuda- a mirar hacia otro lado, cuando no a restar credibilidad a las mujeres víctimas o a diluir la realidad de la violencia de género cual si fuera “agua de borrajas”.

¿Silencio-rumor? Es el rumor que expanden quienes han presenciado “una”-solamente una- experiencia negativa, pero que dilatan a la práctica totalidad de las mujeres: sus denuncias son falsas, muchas veces falsas; sus denuncias pretenden obtener beneficios económicos. Y digo que es un rumor-silencio, porque tales falsedades empujan al silencio a muchas mujeres víctimas de violencia de género ante el temor de que no las crean o las miren con desprecio.

Y no exagero. Desgraciadamente quienes han propagado la falsedad saben utilizar la comunicación: me han dicho, yo conozco algún caso, he leído. Y dan credibilidad a cualquier mindungui, a cualquier autor de un reportaje que desconoce el tema, a cualquier entrevistado que es vocero del machismo organizado.

Que el Consejo General del Poder Judicial desmonta en comunicado oficial la falsedad de la frecuencia de las denuncias falsas… ¡no pueden decir otra cosa! Que las Fiscalías dan cifran oficiales de denuncias falsas detectadas –no llegan ni al 3% de las presentadas- … ¡no quieren investigar! Que los expertos-expertos aclaran los temas y desmontan las falsedad… ¡son defensores de la mujer por intereses espureos!

¿Qué hacer? Yo desde luego no me callo  cuando oigo el rumor: explico, aporto datos, desmonto “intereses machistas”. ¿La sociedad? Mientras la sociedad no entienda que “la sangre de una mujer maltratada, es herida de todos”… ¡poco que hacer! Mientras los machistas  sigan “cubriendo” su indignidad con el “se dice”, se “escribe”,”sufrimos el acoso de las mujeres”… ¡poco que hacer!

Pues va a ser que… ¡no! Hay que seguir rompiendo el silencio-rumor. Hay que seguir enderezando el rumbo: una sociedad sin respeto a la libertad y dignidad de la mujer no es una sociedad democrática, ni humana. ¡Sentiré en mi corazón la herida infligida por cada mujer maltratada, y seguiré rompiendo el silencio-rumor! Me va, nos va, en ello: seguir viviendo como personas libres y dignas.

Artículo publicado en la revista digital Los Ojos de Hipatia el 6 de septiembre de 2013: http://losojosdehipatia.com.es/opinion/seguimos-sin-enterarnos/

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.