Semana de la mujer

marzo 2, 2015 en Opinión por No más violencia de género

8-de-marzoJose-Antonio Burriel

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, un día en el que la sociedad nos trae a la memoria colectiva el puesto de la mujer, sus derechos, su importancia. También, porque la realidad se impone, la existencia de injusticias en torno a la mujer: violencia de género, desigualdad salarial, pobreza femenina, olvido de la mujer en la toma de decisiones, etc. Y estamos en la Semana de la Mujer.

Quienes siguen mis escritos sobre la mujer y sus derechos, pueden adelantarse a lo que voy a decir:

  • Si se celebra un Día especial o una Semana especial es porque es posible que el resto de los días o de las semanas la desigualdad de las mujeres siga presente en la sociedad, aunque hechos puntuales reclamen atención especial.
  • Y la sociedad no puede permitirse el “lujo”, además de la injusticia, de seguir colocando a la mujer en un segundo plano, de seguir obviando derechos humanos de la mujer, derechos que le corresponden por ser persona.
  • ¡Bienvenida sea la Semana de la Mujer…y ojala sea la última porque la Justicia se ha implantado! Pero… ¡la mujer, su dignidad, su libertad y sus derechos debe de estar presente todos los días, todas las semanas, siempre!

Asistiré,  en esta Semana, a todos los actos que me sea posible: actos culturales, festivos o reivindicativos. Acompañare con mi presencia, y en algunos casos con mi palabra. Soy persona y como tal acompaño y acompañare a la mujer, que es persona, y lo es en igualdad de derechos y dignidad a cualquier persona. Este es mi pensamiento.

Pero en estas líneas ante la Semana de la Mujer no dejo de lado algunas reivindicaciones. Vaya por delante que con ellas estoy defendiendo  una mujer, mi madre. A una mujer, mi compañera en el camino de la vida. A unas mujeres, mis hijas, que con su cariño hacen más fácil mi vida. Y a unas mujeres, que no han dudado en apoyar todo lo que hago en defensa de todas las mujeres.

  • Reivindico, reclamo, a la sociedad una mayor energía en las acciones contra la violencia de género. Están las leyes, las normas. Están los planes de acción, de prevención, de asistencia. Hemos avanzado, es justo reconocerlo. Pero la sensibilización de los ciudadanos sigue estando caso bajo mínimos. ¡Se puede hacer más! Entre otras cosas se puede intensificar el dialogo con las asociaciones que a pie de calle atienden a las mujeres víctimas de violencia de género: tienen mucho que decir…
  • Reivindico, reclamo, que se deja de utilizar a la mujer como objeto de reclamo para el incremento del consumo. ¡Y enérgicamente!
  • Reivindico, reclamo, que se trate como injusticia, porque lo es, la desigualdad salarial de la mujer. Se está luchando contra la corrupción –se puede hacer más todavía-, y me pregunto: ¿No es corrupción el detraer el dinero debido a las mujeres por su trabajo en beneficio de las empresas o de los hombres?
  • Y reivindico la historia. Hemos asistido, apenas hace unos días, a la destrucción de obras de arte y de escritos que trasmitían a las generaciones venideras los pasos de hombre y de la mujer hasta llegar a los tiempos presentes. Y una sociedad sin historia, sin el recuerdo de sus orígenes, pierde el norte: no hay presente ni futuro sin el pasado. Pues bien, sin la presencia de la mujer en la historia –arte, literatura, política, acción social, etc.- no hay pasado, el presente se desdibuja, y el futuro es incierto, además de injusto.

Y seguiría reivindicando, reclamando. Mi apoyo y acompañamiento a las mujeres en la Semana de la Mujer. Estoy con ellas y junto a ellas porque soy consciente que no hacerlo equivaldría a renunciar a mi propia dignidad, a mis propios derechos, a mi historia. ¡Es de justicia!, y quiero ser justo, porque sin justicia dejamos de ser seres racionales.

Imagen: Blog de Ana Viñals.

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.