Tomarse en serio la erradicacion de la violencia de genero

septiembre 1, 2015 en Opinión por No más violencia de género

Por José Antonio Burriel.

Y se dirá: ¿acaso no se esta tomando en serio? Y contesto: la mujer del Cesar, además de ser honrada, debe parecerlo. Es decir, no, no se esta tomando en serio-serio la erradicación de la violencia de genero. Y o somos “audaces y decididos” o…

violencia_genero

LA VICTIMA EN EL CENTRO

* Para comenzar una cuestión esencial: la victima de la violencia de genero debe ocupar el primer lugar y esencial. No  me interesan ni el numero de detenidos, ni de condenas, ni las ordenes de protección concedidas… ¡me interesa el numero de mujeres victimas de violencia de genero plenamente recuperadas; me interesa la puesta en marcha de nuevos instrumentos para romper el silencio de muchas mujeres; me interesa que se pongan los medios para acabar, de una vez por todas, con “los bulos” que lanzan a la sociedad quienes no están decididos a romper con el pensamiento patriarcal-machista!

Y comenzaré por este ultimo punto, que, así lo pienso, tiene mucho que ver con el silencio de muchas mujeres.

Denuncias-falsasPUNTO FINAL A LOS BULOS Y FALSEDADES

  • Denuncias falsas. Con frecuencia el bulo sale a la luz: muchas denuncias de las mujeres son falsas. Esta claro que “la falsedad de muchas denuncias falsas” se esparce con facilidad entre los machistas: excusa para minimizar el machismo de tantos. ¿Y cuando ese bulo nace de letrados? ¿Quién les exige la responsabilidad de lanzar la falsedad? Y los letrados saben bien que lo que no se demuestra no es prueba de nada. ¿Dónde están los Colegios de Abogados?
  • Denuncias cruzadas. Una costumbre que se ha introducido en el mundo jurídico: que mi mujer me ha denunciado por malos tratos, yo hago lo mismo. Y algunos letrados toman parte de ese truco. ¿Por qué no se investigan las denuncias cruzadas por parte de la Justicia?
  • Violencia psicológica. ¡Hacen falta pruebas! ¿Para qué está la Justicia sino para indagar? Y un medico forense experto esta en condiciones suficientes para determinar la existencia de la violencia psicológica
  • Se concede poca, o nula, credibilidad a la palabra de la mujer. Y el temor a que se le acuse por parte del entorno o de la sociedad de presentar una denuncia falsa, o de no ser creída por la Justicia porque también se le acusa a ella, o de que alguien piense –y lo diga en voz alta- que con la denuncia pretende conseguir beneficios económicos o la custodia de los hijos… ¡sella la boca de muchas mujeres victimas de violencia de genero!

EL SILENCIO DEL ENTORNO DE LA MUJER

  • Se debe insistir en el deber de quien conoce un delito de denunciarlo a las autoridades. ¡Y la violencia de género es un delito público y no un tema “entre cuatro paredes!
  • Y hay que proporcionar a los testigos de la violencia de género en el entorno familiar o vecinal instrumentos para que venzan los miedos o temor a denuncia. Por ejemplo, y si es preciso el de testigos protegidos.
  • Insistir en que pueden acudir al teléfono 016 para pedir consejo de cómo actuar y de que hacer
  • Y recuerdo: el silencio de quienes conocen la existencia de la violencia de género es cómplice del agresor en el delito contra la mujer. Y no podemos olvidar que en ocasiones ese silencio puede tener complicidad con el delito de asesinato.

feminismoTERMINAR CON “LAS GUERRAS”

  • De vez en cuando, de modo especial cuando aumentan los asesinatos, las redes sociales se inundan de comentarios
  • Unos son gritos de repulsa. Otros gritos en demanda de una mayor protección para las mujeres victimas de violencia de género y para sus hijos.
  • Otros son gritos pidiendo una mayor especialización a quienes intervienen cerca de la violencia de género –trabajadores sociales, policías, jueces, fiscales.
  • Comprendo esos gritos, y hasta participo en ellos. Sin embargo, algunos de esos gritos inciden en una “guerra o batalla” que en verdad no existe: machismo vs feminismo, feminismo vs machismo. La verdadera batalla es por la dignidad e igual de todas las personas, de hombres y mujeres. No hay enfrentamiento: ¡tan solo el esfuerzo por el reconocimiento de derechos humanos y universales! E insinuar “guerra o batalla” oscurece la esencia de la lucha por erradicar la violencia de género de la sociedad.
  • Y no hablo de “los gritos” llenos de bilis y de “cerebros descerebrados” de los machistas. No vale la pena tenerlos en cuenta: son desesperados intentos de seguir manteniendo “una superioridad” que ellos mismos se han inventado. “¡Ladran, luego cabalgamos!”

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.