VIOLENCIA MACHISTA: CONCIENCIACIÓN SOCIAL

junio 5, 2013 en Opinión por No más violencia de género

nomasvg-forgesSonaron las alarmas tras cuatros asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas en  apenas cuatro días. Y el Ministerio de Sanidad, competente en el tema de la violencia de género, se apresuro a anunciar más de doscientas medidas –previstas en el proyecto de una Estrategia Nacional contra la violencia de género-; se  habló en el Congreso de los Diputados; y hubo una Declaración Institucional; y… ¡Y han seguido más asesinatos, y seguimos a la espera de esas medidas, y, pasada la tormenta…si te he visto, no me acuerdo!

Las redes sociales siguen clamando en petición de medidas urgentes y eficaces. Y ha llegado a mis manos –a mi vista debería decir- un articulo. Un párrafo me ha llamado la atención- Dice así: “Pero ante semejante sangría, por el terror del machismo, todos somos responsables de la respiración social. Después de tantas campañas de concienciación, y durante tantos años, tengo la sensación de que, en España, el terrorismo contra las mujeres es estructural, endémico, interior, y se ejerce de muy variadas formas. Como si la cuchillada fuera el último escalón de una agresión permanente, auspiciada por distintos niveles de menosprecio hacia la mujer, especialmente en determinados, y a veces aplaudidos, tratamientos machistas, en una denigración matizada y sibilina que nos degrada como sociedad”.

¡Por supuesto que todos somos responsable de la respiración social! ¿Descubrir ahora que el terrorismo contra las mujeres es un mal endémico y estructural…? ¡Esa es la clave del problema: el sistema patriarcal-machista que sigue presente en nuestra sociedad tras siglos de pervivencia! Y atención, son muchos los grupos empeñados en desviar la atención hacia otra causas del terrorismo machista, violencia social, alcohol, problemas de pareja, etc. La intención es bien clara: seguir manteniendo el poder –el hombre superior a la mujer y dominador de la misma.

De acuerdo con el articulista en lo de la “última cuchilla”. De acuerdo con esa “agresión permanente, auspiciada por distintos niveles de menosprecio hacia la mujer, especialmente en determinados, y a veces aplaudidos, tratamientos machistas, en una denigración matizada y sibilina que nos degrada como sociedad”. ¡Y por ahí deben venir las acciones de esa concienciación social precisa y urgente, sin olvidar las medidas directamente relacionadas con las agresiones y malos tratos!

Se debate sobre la provocación de la mujer con su moda. ¡La mujer es perversa e incita! Se presenta a la mujer como un “objeto-cosa-sexual”. ¡Se degrada, cosifica y pervierte la naturaleza de la mujer! Y se hace a través de algunos concursos televisivos –demasiados-, a través de las series de la tarde, llegadas allende los mares, y que rezuman machismo. En definitiva, auspiciando o manteniendo el lugar secundario de la mujer en la sociedad y en las relaciones de pareja. Luego… ¿no se esta justificando de algún modo que el hombre agreda –y asesine- cuando la mujer se desvía del camino trazado por el hombre ser superior y dominador?

Pero no dejo en la trastienda la urgente concienciación social acerca del rechazo explicito y cercano del machismo. Una concienciación que debe tener como objetivo que “no se mire hacia otro lado”, que no “se guarde silencio” ante el maltrato visto de cerca, próximo. ¡Toda la sociedad es responsable, de algún modo, del terrorismo machista, pero quienes están cercanos y próximos a las mujeres victimas de violencia de género tienen una responsabilidad aun mayor!

Por JOSÉ ANTONIO BURRIEL, Presidente de la Asociación No más violencia de Género

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.