Inicio Documentos Presentación del estudio sobre la percepción social de la violencia sexual

Presentación del estudio sobre la percepción social de la violencia sexual

23 minuto leer
0
0
832
Abuso Sexual, Agencia EFE.

Un informe importante sobre un tema de actualidad y que preocupa a la sociedad. Ofrecemos la introducción del Informe y los enlaces para leerlo completo. Y reproducimos la introducción del informe para que podáis ver la amplitud y alcance del mismo.

INTRODUCCIÓN

En los años 2012 y 2013 la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género realizó dos encuestas para estudiar la “Percepción social de la violencia de género”; la primera dirigida a la población de 18 y más años, y la segunda específica para jóvenes de entre 15 y 29 años. El objetivo de estas encuestas de percepción social de la violencia de género era profundizar en el conocimiento de la percepción de la población residente en España en torno a las causas y consecuencias de la violencia de género, así como medir la tolerancia existente hacia las distintasmanifestaciones de la violencia que se produce en el ámbito de la pareja o la expareja.

Conocer la percepción social existente sobre la violencia contra la mujer es fundamental para mejorar el diseño de las políticas públicas dirigidas a la erradicación de la violencia y, de manera específica, es esencial para enfocar de forma adecuada las campañas de sensibilización.

En este estudio se aborda la percepción social de la violencia sexual. La violencia sexual es unaforma de violencia contra la mujer muy extendida en la sociedad: según la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 20151, el 13,7% de las mujeres residentes en España de 16 o más años ha sufrido, a lo largo de la vida, violencia sexual por parte de parejas, exparejas o terceros (el 8,1% de alguna pareja o expareja y el 7,2% de alguna persona con la que no mantiene ni ha mantenido una relación de pareja). Además, la violencia sexual tiene consecuencias muy graves sobre la salud física y psíquica de las víctimas. La Organización Mundial de la Salud considera que la violencia sexual constituye uno de los problemas más graves de salud pública y derechos humanos a nivel mundial.

La Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2015 recogió por primera vez en España información acerca de la violencia sexual fuera de la pareja, y permitió así conocer la extensión real de la violencia sexual. Con la Macroencuesta 2015 se dio cumplimiento a lo previsto en el cuarto objetivo de la Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer (2013-2016) de visualización y atención a otras formas de violencia contra la mujer, así como a los requerimientos del Convenio de Estambul en materia de recogida de datos estadísticos y realización de encuestas que permitan evaluar la amplitud y las tendencias de todas las formas de violencia incluidas en el ámbito de aplicación del Convenio.

El Convenio de Estambul insta a los Estados firmantes a desarrollar investigaciones que permitan estudiar las causas profundas de las distintas formas de violencia contra la mujer. Para dar cumplimiento a este requerimiento, la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha realizado una encuesta dedicada al estudio de la percepción social sobre la violencia sexual. El principal objetivo de la Encuesta de Percepción Social de la Violencia Sexual es proporcionar una panorámica detallada de las percepciones que la población manifiesta sobre distintos aspectos relacionados con la violencia sexual.

En el mundo académico internacional cada vez se da más importancia a la necesidad de profundizar en el conocimiento de las actitudes de la sociedad como forma de mejorar la prevención de la violencia. Las percepciones y actitudes de la sociedad moldean el clima social en el que tiene lugar la violencia sexual, y contribuyen a que ésta se perpetúe o desaparezca. Un entorno social que acepta o incluso apoya la violencia sexual en alguna circunstancia, contribuye a crear un clima de tolerancia que facilita que los agresores mantengan su conducta y dificulta que las víctimas revelen la violencia sufrida.

Así, la erradicación de la violencia sexual no puede lograrse sin abordar las actitudes sociales que la toleran o justifican. En definitiva, reducir la aceptabilidad social de la violencia sexual es fundamental para prevenir esta forma de violencia. El primer paso para poder trabajar en esta dirección pasa por conocer el nivel de aceptación existente en la sociedad.

Hay que destacar que es la primera vez que se realiza no sólo en España sino también en Europa una encuesta enfocada íntegramente al estudio de la violencia sexual. La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha realizado la encuesta de Percepción Social de la Violencia Sexual en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) a una muestra de 2.465 personas de 16 y más años, representativa de la población de hombres y mujeres residente en España.

En el diseño del cuestionario de esta encuesta, la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha prestado especial atención a la necesidad de minimizar el efecto de la denominada “deseabilidad social” en las respuestas de las personas entrevistadas. Para ello se han empleado preguntas procedentes de escalas psicométricas validadas a nivel internacional como la Escala AMMSA (Aceptación de Mitos Modernos sobre las Agresiones Sexuales), la Escala ISHMA (Escala Illinois de Aceptación del Mito del Acoso Sexual), y las escalas de sexismo moderno y de neo-sexismo, entre otras.

El organismo encargado de la realización de las entrevistas así como de la posterior codificación, validación y depuración de los datos ha sido el Centro de Investigaciones Sociológicas. Por su parte, la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha diseñado y realizado el cuestionario de la encuesta y el presente estudio. En el Anexo del estudio se expone en detalle la metodología empleada. El presente estudio se estructura en 8 capítulos en los que se analizan las respuestas a las preguntas del cuestionario.

El primer capítulo tiene un carácter introductorio siendo su objetivo la contextualización de la percepción de la violencia sexual en el marco de las desigualdades de género y el sexismo. En él se abordan las opiniones sobre el alcance de la desigualdad de género en España y su evolución en los últimos 10 años, así como las actitudes hacia el sexismo de la población española.

En el segundo capítulo se analiza, utilizando ítems procedentes de la escala Illinois de Aceptación del Mito del Acoso Sexual, la percepción existente en relación al acoso sexual en el trabajo, profundizando en el rechazo o la tolerancia hacia actitudes que pueden de alguna forma justificar dicho acoso.

Se divide el análisis en tres secciones: en la primera se analiza la creencia relativa a que las mujeres inventan o exageran el acoso sexual, o a que ellas mismas promueven el acoso. Después se evalúa la creencia de que el acoso sexual no es más que un comportamiento romántico que surge de forma natural en los hombres y que las mujeres disfrutan. Por último se estudia la creencia relativa a que la responsabilidad de controlar el acoso sexual recae en la mujer acosada.

El tercer capítulo se centra en el análisis de la tolerancia entre la población hacia actitudes que podrían implicar justificar la violencia sexual, culpabilizar a la víctima, o eximir al agresor. Para ello se emplean, entre otros, ítems procedentes de la escala de Aceptación de Mitos Modernos sobre las Agresiones Sexuales. Aunque la inmensa mayoría de la población condena a nivel teórico la violencia sexual, cuando se pregunta por determinados comportamientos o actitudes que suponen una agresión sexual, éstos no siempre se identifican como tales.

También sucede que se apoyan afirmaciones que en la práctica implican culpabilizar a una mujer que ha sufrido una agresión sexual o eximir a un agresor de su culpa, por ejemplo cuando se muestra el acuerdo con la afirmación relativa a que el alcohol es el causante de muchas agresiones sexuales. En el capítulo cuatro el énfasis se pone en conocer las opiniones de la población sobre la punibilidad de los distintos tipos de violencia sexual contra las mujeres.

En primer lugar, se analizan conductas que van desde la violencia sexual de tipo verbal hasta las agresiones sexuales en el ámbito de la pareja o los delitos sexuales facilitados por drogas. En segundo lugar, se analizan comportamientos de violencia sexual en el marco de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Finalmente, se estudian las actitudes hacia la trata de mujeres con fines de explotación sexual y hacia el consumo de prostitución.

En el quinto capítulo se analiza, por una parte, la percepción social sobre los lugares en los que se producen con más frecuencia agresiones sexuales y, por otra, los estereotipos acerca de los agresores. En el análisis de las creencias sobre los motivos por los que algunos hombres agreden sexualmente a las mujeres, se distingue entre los que de alguna forma justifican el comportamiento del agresor y los que no.

En el capítulo seis se estudia el conocimiento de casos de violencia sexual en el entorno de las personas entrevistadas. Se analiza el conocimiento de casos no sólo en el entorno familiar o círculo de amistades, sino también en el vecindario y en el lugar de trabajo o estudio.

El capítulo siete está dedicado al conocimiento y opiniones sobre las denuncias por violencia sexual. Se analizan las opiniones sobre la frecuencia con la que las mujeres denuncian las agresiones sexuales, sobre los motivos por los que las mujeres que han sufrido una agresión sexual no denuncian a su agresor, y sobre el lugar o servicio de apoyo al que acudirían las personas entrevistadas en caso de sufrir una agresión sexual.

El último capítulo, el octavo, se centra en la prevención de la violencia sexual a través de la educación y la sensibilización ciudadana. En primer lugar se analizan las opiniones sobre las instituciones y organismos que deberían informar sobre la violencia sexual y su prevención. Después se estudian las acciones que la población considera más relevantes a la hora de prevenir las agresiones sexuales.

Finalmente se estudia la opinión ciudadana en relación a la necesidad de educar a hombres y mujeres en el consentimiento sexual como forma de prevenir las agresiones sexuales. Con este estudio se da respuesta a las siguientes medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género: medidas 172 y 187 del Congreso, y medida 178 del Senado. Además, del estudio se derivará información esencial para la elaboración de la campaña de sensibilización contra la violencia sexual que la Delegación del Gobierno prevé realizar en 2018, lo que permitirá cumplir la medida 186 Congreso.

Índice del informe

  • Percepción sobre la igualdad de género y el sexismo en España
  • Actitudes hacia el acoso sexual en el trabajo
  • Actitudes hacia las agresiones sexuales
  • Opiniones sobre la punibilidad de los distintos tipos de violencia sexual contra las mujeres
  • Conocimiento de casos de violencia sexual en el entorno de las personas ntrevistadas
  • Conocimiento y opiniones sobre las denuncias por violencia sexual
  • Prevención de la violencia sexual a través de la educación y la sensibilización ciudadana

Violencia sexual en el marco de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación

  • “Enviar correos electrónicos o mensajes de texto con contenido sexual no deseados”
  • “Presionar a una mujer para que envíe fotos de sí misma desnuda”
  • “Compartir fotografías o videos de carácter sexual a través de redes sociales (Facebook, WhatsApp, Instagram, etc.) sin el consentimiento de las personas que aparecen en el mismo”
  • “Chantajear a una mujer con difundir fotografías o videos de carácter sexual suyos” 

Resumen informativo INFORME COMPLETO

@haysalida_DGVG

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Cargue Artículos Más Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira además

Nuevos indicadores en la valoración del riesgo en situaciones de violencia de género

A partir de ahora en cada valoración policial del riesgo para una víctima de violencia de …