Inicio Artículos Serie completa sobre “La Manada” por José A. Burriel

Serie completa sobre “La Manada” por José A. Burriel

35 minuto leer
0
0
524

 SOBRE LA MANADA

  1. Abuso sexual y no agresión   sexual   (26 de abril)

  2. Enseñar a un burro (27 de abril)

  3. Ver, mirar, pensar (28 abril)

  4. A vista de dron (29 de abril)

  5. ¡Culpables!…al menos por ahora (3 de mayo)

  6. Carta abierta de cerca de dos mil psicólogos y psiquiatras

Recopilación de los artículos publicados en el muro de Facebook del autor JOSE-ANTONIO BURRIEL, junto con material adicional y consideraciones.

Dibujo de los integrantes de 'La Manada' durante el juicio ULISES CULEBRO (El Mundo)

1. ABUSO SEXUAL Y NO AGRESIÓN SEXUAL

Abuso sexual continuado: 9 años de condena a cada uno de los acusados. Ese es el fallo de la sentencia del tribunal de la Audiencia Provincial de Navarra. El fallo es calificar el delito como de abuso sexual y no de agresión, ni violación.

Respeto la sentencia, porque respeto la Justicia. ¿La comprendo? Soy sincero: no, no la comprendo. ¿Cuál es el razonamiento del Tribunal para llegar a ese fallo, a esa condena? No he leído todavía la sentencia, luego no puedo comprender las razones del fallo. Cuando la lea, podré opinar. Y lo haré con sensatez, pues aun siendo abogado no me considero experto jurista, tal y como han hecho algunos “juristas” en las redes sociales. De todos modos, la sentencia va a acabar en el Tribunal Supremo. y ya veremos qué dice el Alto Tribunal.

Y ya ha habido manifestaciones de protesta en las calles. ¡Están en su derecho quienes se han manifestado! Y ya ha aparecido un titular en muchos medios y comentarios: ¡Vergüenza!

¿Tienen razón?

No soy juez, ni tengo encima dela mesa todos los documentos y pruebas presentados en el juicio. ¿Siento vergüenza? ¡Lo que siento es una honda preocupación!

Preocupación porque, a mi modo de entender, no ha existido perspectiva de género en la sentencia. Es decir, la interpretación de los hechos no ha tenido en cuenta la condición de mujer de la víctima. Preocupación porque se habla de abuso y no de agresión o violación. Es decir, se ha abusado cual si la mujer hubiera sido un licor del que se hubiera abusado en su consumo. ¡Y la mujer es un ser libre y no algo que se puede “usar” cual si fuera un objeto! Preocupación por la posible presencia de una perspectiva machista en el enjuiciamiento. Preocupación porque la victima ha podido ser doblemente victimizada: ¡se abusó de ella y se la violentó en contra de su voluntad y en contra de sus manifestaciones!

Tiempo habrá de examinar en profundidad el razonamiento de la sentencia. Pero me sumo plenamente a quienes piensan que se ha retrocedido en la erradicación de la desigualdad, en la consecución de la meta de la igualdad entre hombres y mujeres.

Veremos en qué acaba todo esto. Y repito: respeto la sentencia, aunque no esté de acuerdo con ella. Por cierto, tras el fallo de la sentencia, y en caso de no ser rectificada por el Supremo, en poco más de cuatro años –teniendo en cuenta el tiempo de prisión provisional- los componentes de “la manada” estarán en libertad condicional; y mucho antes con permisos penitenciarios.

2. ENSEÑAR A UN BURRO

He aquí algunos de los adjetivos que la sentencia de la Audiencia Provincial de Pamplona ha merecido de asociaciones, políticos, expertos y juristas: “mensaje asqueroso”, “vergüenza”, “barbaridad”, “brutalidad”, “inconcebible”, “permisividad”, “mandamiento patriarcal”, “carniceros”… ¿La mía? No defiendo la “ley de la selva”; es decir, respeto la sentencia, porque respeto a la Justicia, pero… Si intentas enseñar a pensar a un burro, pierdes el tiempo y cabreas al burro” (Juan Soto Ivars).

Los Magistrados que firman la sentencia afirman: sometimiento, intimidación, prevalimiento, temor, etc.- Así califican la actitud de la mujer ante los componentes de la Manada. ¡Pero no hubo violencia, por tanto, no hubo agresión, sino abuso! Y, tras la lectura, y varias veces, de la sentencia y de sus argumentos –incluso la jurisprudencia que aduce-, me pregunto: Quitarle la ropa a la mujer sin su consentimiento, ¿no es violencia? Agarrarle de los pelos para que adoptara una postura cómoda para sus aberraciones, ¿no es violencia? Introducir sus penes a la mujer sin su consentimiento, ¿no es violencia? Rodear a la mujer cinco “bestias”, ¿no es violencia? Y me sigo preguntando: ¿la violencia psicológica no es violencia?, ¿acaso la violencia psicológica no impide la reacción de la víctima tal como lo puede hacer un golpe, o unos simples pellizcos?

Y claro, el intento de los magistrados de enseñar a la sociedad como hay que interpretar las leyes, es…tratar de enseñar a “un burro”. Y como el “burro” es un “burro”… ¡termina cabreándose: déjenme en paz que soy un “burro”! Y los ciudadanos no somos unos “burros”. No somos jueces, pero pensamos. Y porque pensamos, nos preguntamos: ¡cuando va a entender la Justicia que las acciones machistas sobre la mujer son expresión del “convencimiento” por parte del hombre de su supremacía sobre la mujer? Que lo entiendan de una vez por todas. Y que lo entiendan porque, tras siglos de la prepotencia machista, la mujer “debe someterse” si no quiere ser asesinada.

Y como soy un “burro”, estoy profundamente cabreado. ¡Estoy al lado de la víctima, y la creo! ¡La sentencia es vergonzosa, indigna, inconcebible! Y como la mujer ha dado un paso decidido al frente para exigir la igualdad –también lo hemos hechos quienes defendemos la igualdad como esencial para una sociedad libre y democrática-, no va a callarse –no voy a callarme, ni de coña-. ¡Los “verdaderamente burros” no tienen cabida entre la ciudadanía libre; y las “manadas o jauría” en terrenos bien cercados para que los ciudadanos podamos vivir en libertad!

3.  VER, MIRAR PENSAR

Un pensador francés, Bertillon, afirmó: solamente se ve lo que se mira, y solamente se mira lo que se tiene en la mente. Es decir, el color del cristal con que se mira. Los tres magistrados aceptan los hechos probados, pero el magistrado del voto particular “los ve” de modo diferente. Y no me pregunten que está en su mente, porque no lo sé. Bueno, no olviden el machismo…

Según el magistrado, en los vídeos grabados por los acusados solo observa a cinco varones y una mujer practicando actos sexuales en un ambiente de jolgorio y regocijo. O ha visto un vídeo distinto, o tiene un máster en expresión no verbal, o…¿en su mente? Quede bien claro, el magistrado no cree en el relato de la víctima: “ha incurrido en tan abundantes, graves y llamativas contradicciones que las modificaciones introducidas en su relato durante el acto del juicio oral constituyen auténticas retractaciones”.

Sigamos con su visión del vídeo: “el rostro de la joven muestra una innegable expresión relajada, sin asomo de rigidez o tensión, lo que impide sostener cualquier sentimiento de temor, asco, repugnancia, rechazo, negativa, desazón, incomodidad.” Y el colmo de sus manifestaciones: “En las imágenes pero no se aprecia otra cosa que una cruda y desinhibida relación sexual, mantenida entre cinco varones y una mujer, en un entorno sórdido, cutre e inhóspito y en la que ninguno de ellos (tampoco la mujer) muestra el más mínimo signo de pudor, ni ante la exhibición de su cuerpo o sus genitales, ni ante los movimientos, posturas y actitudes que van adoptando.” Y remata: “No aprecio en ninguno de los vídeos y fotografías signo alguno de violencia, fuerza o brusquedad ejercida por parte de los varones sobre la mujer. No puedo interpretar en sus gestos, ni en sus palabras (en lo que me han resultado audibles) intención de burla, desprecio, humillación, mofa o jactancia de ninguna clase”. En este sentido, observa “una desinhibición total y explícitos actos sexuales en un ambiente de jolgorio y regocijo en todos ellos y, ciertamente, menor actividad y expresividad en la denunciante”.

Y la “guinda final de “lo visto” por el magistrado: Se trata, de “imágenes de sexo explícito en las que no tiene cabida la afectividad, pero también sin visos de fuerza, imposición, conminación o violencia”. Precisa que de los gestos, expresiones y sonidos que emite la joven son de “excitación sexual”, aunque reconoce esto no supone necesariamente que la relación sexual sea consentida. En su opinión, los procesados creen que “ella participa con ellos en lo que están haciendo”. ¿Experto en materia sexual, en su “visión”?

El magistrado es libre de expresar su opinión. Mi respeto. Pero también respeto para mi opinión: ¿Cuál es “el color de su cristal? ¿Qué tiene en su “mente”? ¡Más claro, agua! Yo estoy con la víctima y la creo. Yo también grito: es una agresión, es una violación.

4. A VISTA DE DRON

Cuatro días de un tsunami de consecuencias imprevisibles bien merece un repaso a vista de dron.

  • Sentencia

El Tribunal considero que no podía probarse la existencia de la violencia para condenar por agresión, tan solo abusos sexuales.

En estos días expertos de reconocido prestigio han elevado su voz. La Fiscal de Sala de Violencia de género del Tribunal Supremo, la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española y el médico forense Miguel Lorente –entre otros- afirman con rotundidad que sí pudo condenarse por agresión sexual, Código Penal en mano.

  • Apelaciones

Todas las partes van a apelar ante el Tribunal Superior de Navarra. Espero que el dictamen del Tribunal no se demore mucho en el tiempo para que no aumente la crispación.

Queda después el Tribunal Supremo.

  • Los ciudadanos

En la calle, con manifestaciones multitudinarias, con escritos…¡exigiendo que la Justicia cumpla con su deber!

¿Por qué esa indignación de los ciudadanos? Porque, sin ser expertos juristas, son conscientes de la existencia de violencia. Porque todos somos conscientes de que la sentencia rebaja la dignidad de la mujer, porque la deja indefensa ante la acción del hombre. Porque… ¡estamos hartos de que el pensamiento machista campe a sus anchas en la sociedad!

¿Acaso no somos conscientes de que el decidido paso al frente hacia la igualdad ya no tiene marcha atrás?

  • Las reacciones

Las asociaciones de jueces y fiscales han salido a la palestra: las sentencias deben ser acatadas, la crítica a las mismas son posibles pero con los límites que marca el respeto. De acuerdo, con el respeto debido. Pero… ¡reflexionen ustedes y escuchen las voz de los ciudadanos; no se olviden de que están al servicio de los ciudadanos al aplicar la leyes, al hacer Justicia!

Y que nadie se quede simplemente con las voces de las asociaciones de mujeres. ¡Hemos levantado la voz todos, mujeres y hombres! Y lo hemos hecho porque sin igualdad no existe sociedad y libertad, ni tampoco Justicia.

  • Los politicos

El Gobierno ha dicho que va a revisar el Código Penal para que los delitos sexuales estén bien definidos. No estaría de más. Pero que no olvide el Gobierno que existen leyes y tratados internacionales que deben de ser cumplidos, y que hubieran sido más que suficientes para una condena justa.

También han levantado la voz los políticos. Y me permito decir: los políticos se apuntan a la “ola” cuando ésta está ya en marcha. Y les recuerdo que el Pacto de Estado contra la Violencia de Genero está prácticamente “en dique seco”, que la igualdad en cargos públicos apenas se nota, que la protección de la mujer necesita más medios y más agentes.

  • La victima

El magistrado discrepante ha ejercido su derecho. Pero el magistrado discrepante ha humillado a la víctima. Como también lo ha hecho el abogado defensor de los acusados. ¡Yo sí creo a la víctima, yo estoy con ella! Y… ¡el hedor que desprende el machismo es insoportable!

¿Para cuándo la formación en perspectiva de género a los jueces, abogados, agentes policiales, etc.? Y que no me salgan diciendo que los jueces han hecho una oposición y por ello la formación ya se supone, ¡Que no me lo digan, porque me entra una carcajada sonora!

  • Punto y pelota

Como dicen los chavales. Dentro de unos días preparare un resumen de documentos y declaraciones importantes (aquí presente). Por ahora…mi apoyo personal a la protesta e indignación, mi defensa de la igualdad, y mi grito con el grito de la ciudadanía. Y que el panorama que ha dejado el tsunami de estos días -y los que seguirán- nos permita a todos la reconstrucción de la sociedad con fundamento en la igualdad, con la desaparición del pensamiento machista.

Una multitud protesta contra fallo de Manada frente al Ministerio de Justicia

5. ¡Culpables!…al menos por ahora

Estoy hasta más arriba de las narices de escuchar al defensor de los acusados, a algunos periodistas, tertulianos y corifeos insistir una y otra vez: no se puede vulnerar la presunción de inocencia; los acusados son presuntamente inocentes por ahora. ¡Naranjas de la china!

Ya sabemos que la sentencia de la Audiencia Provincial de Pamplona no es firme por ahora, pues ha sido recurrida. ¡De acuerdo! Pero esa sentencia ha declarado a los acusados culpables y los ha condenado. ¿Qué va a sentenciar el Tribunal Superior de Navarra? El tiempo lo dirá. ¿Y después el Tribunal Supremo? También lo dirá el tiempo. ¿En qué quedará el voto discrepante de uno de los magistrados? El tiempo lo dirá. Pero por ahora los acusados son culpables de un delito de abusos sexuales continuado. ¡Culpables!

Acudir al socorrido recurso de la presión social ya no es más excusa para defender la presunción de inocencia derribada por la sentencia… ¡al menos por ahora! Y hacerlo acudiendo a las razones del voto discrepante… ¡una auténtica vergüenza! Y seguir por algunos humillando a la víctima al desacreditar sus declaraciones y sus comportamientos… ¡vergüenza que daña la sensibilidad de cualquier persona de bien! ¡Yo sí creo a la víctima, como lo hacen miles y miles de personas en las calles!

Y la ONU critica la sentencia a ‘La Manada’: “subestima el delito de violación”.La suave sentencia de los agresores de La Manada en España subestima la gravedad de la violación y perjudica las claras obligaciones que existen para que se respeten los derechos de las mujeres“, ha lamentado Purna Sen, de ONU Mujeres. La representante de ONU Mujeres ha recordado que la violencia sexual es un fenómeno “global” al que “ninguna organización o país es inmune”. “Demasiadas mujeres sienten que nadie las escucha, que nadie las cree o se preocupa por ellas. Aplaudo a las mujeres que han sido tan valientes para hablar, a pesar de los riesgos”, ha subrayado en un comunicado.

Y los psicólogos han escrito una carta abierta con cerca de 2.000 firmas. Eso para mañana. Para hoy: ¡son culpables, al menos hasta una sentencia que declare lo contrario!

6. CARTA ABIERTA DE CERCA DE 2.OOO PSICOLOGOS Y PSIQUIATRAS

Casi 2.000 psicólogos y psiquiatras han firmado una carta, remitida al Ministerio de Justicia, sobre la sentencia de La Manada, en la que afirman que “la paralización y el bloqueo son reacciones automáticas y normales ante el pánico” y, por ello, no tiene sentido plantear la cuestión del consentimiento. La misiva está firmada por 1.869 psicólogos y especialistas en tratamiento psicoterapéutico de víctimas de maltrato y abuso sexual y pretende aportar “información científica” al caso de La Manada que contribuya a esclarecer aspectos y no ponga, en ningún caso, “el foco” en la víctima. Según esta carta abierta, existe una teoría, denominada Polivagal del psiquiatra Stephen Porges, según la cual “ante una amenaza de muerte, lesión grave o violencia sexual, es común una respuesta de inmovilización con latidos más lentos del corazón y reducción de la sensibilidad al dolor”. Estos profesionales, que subrayan su “más profundo y enérgico rechazo a la sentencia”, argumentan que “el bloqueo” es una “forma rápida de reacción del sistema nervioso para tratar de sobrevivir y minimizar el impacto del suceso amenazante“. Por ello, insisten, no tiene sentido plantear la cuestión del consentimiento, “ni tampoco hay lugar para preguntar a la víctima ni es determinante el hecho de que tuviera respuesta sexual”. En estos momentos, explican, el organismo genera sustancias para producir una analgesia frente al dolor, “estando disociada e inmovilizada“. No tiene sentido seguir agrediendo a la mujer victima. Los psicólogos y psiquiatras entienden que lo que hay que hacer es apoyar la superación de la víctima “en lugar de criticarla o someterla a vigilancia”. Y avisan que lo contrario “sólo sirve para seguir agrediéndola e incluso contribuir a su retraumatización”.

En la carta, estos profesionales también piden una reflexión acerca del sistema patriarcal y las consecuencias “tan graves que tiene para la sociedad en general y para las mujeres en particular”. Los firmantes dejan claro que les mueve el deseo de colaborar con la Justicia, “de cara a trabajar por una sociedad más saludable”. También señalan que les parece “profundamente sintomático” el excesivo peso que ha tomado el debate en torno a la víctima en lugar de hacerlo en torno a medidas que puedan ayudar a conseguir una sociedad libre de violencias. Por ello, “y a la luz de la evidencia científica”, sostienen que es esencial que los informes periciales que se emitan en procesos como éste cuenten con el asesoramiento técnico de personas expertas. También subrayan la “urgente necesidad” de la prevención, incluyendo desde la infancia una educación sexual no patriarcal, con perspectiva de género, transversal y estructural, que favorezca el cumplimiento de los derechos de las mujeres.

La verdad es que no tengo que añadir apenas nada, quizás solamente matizar:

  • Expertos y no “aficionados” hablan de lo que saben.
  • Dicho sea con el debido respeto, pero también con absoluta claridad: Quiénes examinaron si hubo violencia o intimidación, ¿sabían lo que dictaminaban?
  • Quizás en el aspecto jurídico sea posible, aunque tengo mis dudas. Pero la violencia e intimidación afecta al ámbito psicológico.
  • En cuento al voto discrepante, si uno lo lee con detenimiento, la interpretación que se hace de la actitud de la víctima es desafortunada, y ausente de conocimiento psicológico.
  • Por cierto, ¡yo creo a la víctima!, tal y como, asimismo, hacen los psicólogos y psiquiatras firmantes.

Para terminar, yo sentía “jolgorio y regocijo” leyendo la histórica “La Codorniz” y no los comentarios acerca del vídeo de “La Manada”.

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Cargue Artículos Más Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira además

Acreditación de la condición de víctima: Real Decreto (y II)

REAL DECRETO-LEY DE MEDIDAS URGENTES PARA EL DESARROLLO DEL PACTO DE ESTADO CONTRA LA VIOL…