Inicio Artículos Algunos consejos para amarse bien en San Valentín y Todos los Días

Algunos consejos para amarse bien en San Valentín y Todos los Días

13 minuto leer
0
0
458
Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel" amornoesdolor Algunos consejos para amarse bien en San Valentín y Todos los Días

Artículo por José-Antonio Burriel, presidente de NOmasVG.

Ya llevamos días con los anuncios publicitarios para los regalos del Día de los Enamorados. ¡No está nada mal, pero que nada mal tener un recuerdo especial en ese día; pero “especial”, porque las muestras de amor deben de ser diarias!

Y se me ha ocurrido ofrecer a los lectores un regalo para ese día: unas cuantas ideas para mejorar las relaciones afectivas. Porque es posible que el paso del tiempo haya deteriorado esa relación que debe de ser positiva, alegre, amable, enriquecedora. Sí, mejorar las relaciones afectivas, el amor en definitiva, puede ser el mejor regalo para ese Día y…para todos los días.

Voy a recordaros algunas cosas acerca de las relaciones afectivas. Son unas ideas tomadas de aquí y de allá; son una seria de consejos y advertencias para que los jóvenes que han comenzado a descubrir en sus vidas el amor, crezcan en sus relaciones, las lleven a buen termino.

Pero lo que puede ayudarles a los mas jóvenes –también para descubrir si algo va regular o mal, también puede servir a a los menos jóvenes, a los que ya llevan tiempo en ese camino conjunto con la persona amada… ¡el amor debe de ser siempre joven!


Aceptar y respetar las opiniones, gustos, actividades y amistades de la otra persona.

REVISA TU RELACIÓN DE PAREJA

  • Una relación es sana cuando dos personas se quieren, se respetan y se divierten estando juntas.
  • Los celos no son una expresión de amor.
  • Es tratarse bien, con ternura y sin faltarse el respeto.
  • Es saber escuchar a la otra persona y poder contarle tus problemas.
  • Es tener confianza mutua y no comprobar si lo que hace o dice tu pareja es verdad.
  • Es tener diferentes puntos de vista y poder hablar sobre ellos sin que ninguno imponga su opinión.
  • Es compartir experiencias y momentos juntos, sin dejar de disfrutar de tiempo y espacio para uno mismo, para estar con tus amigas, familia o realizar tu hobby favorito sin que te moleste que tu pareja también lo haga.
  • Es no abusar de la pareja pidiéndole constantemente que haga cosas por el otro.
  • Es poder expresarnos con total libertad y sin temor a que nuestra pareja se enfade por decir lo que pensamos.
  • Es no enfadarse si el otro nos lleva la contraria.
  • Es aceptar y respetar las opiniones, gustos, actividades y amistades de la otra persona.
  • Es apoyarse y ayudarse mutuamente en planes y proyectos aunque estos no siempre coinciden.
  • Es reconocer cuando nos hemos equivocado.

(PROGRAMA NO TE CORTES, COMUNIDAD DE MADRID)

13 valores positivos para una buena relación afectiva

ELEMENTOS DE UNA RELACIÓN AFECTIVA

Valores que fundamentan positivamente una relación afectiva:

  • sinceridad
  • tolerancia
  • ser uno mismo
  • decisiones compartidas
  • dar y recibir apoyo
  • confianza
  • compromiso
  • deseo
  • igualdad
  • derecho a decir no
  • respeto mutuo
  • comunicación abierta
  • generosidad

      (GUÍA AYUNTAMIENTO DE BOADILLA DEL MONTE)


¿Qué hacen las parejas para que funcione bien la relación?

ASPECTOS POSITIVOS DE LA RELACIÓN DE PAREJA

Definimos a la relación de pareja como una interacción, voluntariamente aceptada, entre dos personas, generalmente de distinto sexo, para establecer vínculos afectivos, de intimidad, pasión y de compromiso mediante una convivencia en común (Sternberg, 1986). La mayoría de las personas deseamos convivir en pareja y que esta funcione bien pero, ¿qué hacen las parejas para que funcione bien la relación?

Se respetan

En todas las parejas hay divergencias y formas diferentes de hacer las cosas y, aunque haya diferencias irresolubles, no tenemos por qué dejar de respetar al otro. Aceptarle, sería una buena máxima que haría que, cuando las diferencias vieran la luz, no se abriera la caja de Pandora.

Las parejas que se respetan todos los días, que se afanan por entender que el otro es digno de aprecio y de honra, que se esmeran en no descuidar sus modales y sus conductas, suelen conseguir una mejor convivencia, un mayor placer en sus relaciones y una mayor felicidad en sus vidas.

Se muestran conductas afectuosas

Las parejas satisfechas suelen generar conductas afectuosas hacia el otro compartiendo pequeños detalles cotidianos. Se comentan cómo les ha ido durante el día, cuidan al otro cuando está enfermo, le consuelan cuando algo le atormenta, se escuchan cuando el otro les recrimina sabiendo que lo hace para mejorar la relación y no para ofenderle…

De hecho, valorar las conductas sexuales de la pareja suele ser un buen termómetro para medir la relación.

Se piden perdón

Cuando nos equivocamos conviene pedir perdón con el fin de romper la incomodidad de la otra persona. Aunque ninguno tenga la responsabilidad del conflicto sería razonable y práctico para la relación, romper el hielo del enfado o silencio mutuo. El éxito o el fracaso en este empeño es uno de los factores que indican el nivel de la relación.

Expresan sus quejas hacia conductas

Cuando algún comportamiento del otro miembro de la pareja les molesta suelen decirlo de forma directa, no criticando a la persona sino a la conducta y evitando conductas agresivas. Mantener un diálogo educado, sin faltar al respeto al otro, facilita la convivencia y disminuye los rencores que se puedan crear en un futuro.

Se sienten bien uno al lado del otro

Las parejas que funcionan bien se basan en una profunda amistad. Conocen sus gustos, su forma de ser, los deseos y los problemas del otro. Se respetan y expresan su amor de forma cotidiana y sencilla. Esta amistad preserva el sentimiento positivo del otro y hace ver la relación de forma optimista y positiva. A pesar de los posibles desajustes, se tiende al equilibrio.

Suelen tener buenos recuerdos en común

En las parejas satisfechas de su relación es más frecuente que ambos miren al pasado con afecto. Tienden a recordar más los aspectos positivos que los negativos. Valoran los esfuerzos para superar los malos momentos, el apoyo que se dieron, las anécdotas divertidas en las relaciones con el otro…

Aceptan la influencia del otro miembro de la pareja

Culturalmente, está bien visto que la mujer acepte la influencia del hombre y no solía ser bien visto el proceso contrario. Sin embargo, parece ser que los hombres que compaginan mejor su profesión con su familia, suelen tener mayor índice de bienestar personal. Aquellos que suelen aceptar de mejor grado la influencia de la mujer, tienden a ser mejores padres, conocen mejor a sus hijos y sus problemas. No suelen tener miedo a las emociones evitando las conductas de huida o evitación y aprenden mejor a respetar los sentimientos ajenos y los suyos propios. Les resulta, por tanto, más fácil trabajar con eficacia, dejarse influir por los comentarios de su pareja y compartir el poder y el control con ella. Esta visión es relativamente nueva y una de las bases de los grandes cambios sociales acontecidos durante estas últimas décadas.

Miguel Ángel Cueto para Cepteco

¡Feliz día de los enamorados!

Cargue Artículos Más Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira además

La sangre de los asesinatos machistas cae sobre todos nosotros

Ya basta de buenos propósitos y palabras…¡la sangre de la barbarie machista esta manchando…