Inicio Noticias Contra el silencio

Contra el silencio

13 minuto leer
0
0
1,191

Por José-Antonio Burriel.

Antena 3 dedicó el pasado martes, 12 de diciembre,  una noche con el programa “Contra el silencio” para luchar contra la violencia de género.  Esa noche especial se enmarca dentro de una campaña que ha puesto en marcha Atresmedia para concienciar sobre la violencia contra las mujeres en todas sus formas, fomentar las denuncias y sensibilizar sobre este grave problema.

A pesar de la hora nocturna y de la larga duración, hasta la madrugada, seguí el programa con atención. ¡Me gustó, me pareció muy oportuno!

“Indefensa”, una historia que conmocionó Francia

“Indefensa”, una película francesa basada en una historia real y que denuncia, sobre todo, la soledad de las víctimas y el silencio cómplice de la sociedad.

El largometraje, un auténtico fenómeno en Francia, recoge el calvario de Alexandra Lange, una madre de cuatro hijos que fue maltratada por su marido, Marcelino Guillemin, durante catorce años. Protagonizada por Odile Vuillemin, la actriz se alzó con la Ninfa de Oro a la Mejor Actriz en el Festival de Montecarlo por su papel en esta película.

La cinta se estrenó en enero de 2015 en el canal francés TF1 y fue seguida por el 33% de la audiencia (8,6 millones de espectadores) convirtiéndose en el mejor estreno en espectadores de la cadena desde 2011.

La historia real es dura, trágica. Conforme la visionaba, me pregunté: ¿Por qué una película que centra la historia en golpes, palizas, malos tratos físicos? ¿Por qué una película que puede llevar a pensar a bastantes espectadores que la violencia de genero esencialmente es maltrato físico? ¡Y claro…todos en contra del machismo sangrante! ¿Cómo es posible el silencio de tantos –también la casi pasividad de los servicios públicos- ante el conocimiento real de las agresiones físicas? Las preguntas tuvieron cumplida respuesta con las palabras finales del Fiscal de la película: Le pido perdón en nombre de la sociedad, del pueblo francés, de la Justicia. El coloquio terminó de disipar todas mis interrogantes.

Posterior debate y coloquio

Dirigido y moderado por Mónica Carrillo. Y con excelentes “faldones” o mensajes. En  el debate y coloquio se trataron temas importantes de la situación de la violencia de género en España: el papel de jueces y fiscales y la situación en los juzgados de las víctimas, el trabajo de los servicios sociales, la labor de prevención y concienciación y el apoyo de la familia y amigos.

En el debate y coloquio intervinieron:  la ex delegada del Gobierno para la violencia de género, Blanca Hernández; la adjunta a la Fiscalía Especial de violencia sobre la mujer, Teresa Peramato; la jueza especializada en violencia de género, María Tardón y el director general de la Fundación Mutua Madrileña, Lorenzo Cooklin.

Todos los intervinientes, con claridad y sencillez, desgranaron la problemática de la violencia de género en nuestra sociedad. Y no ahorraron hablar de aspectos a mejorar en la atención de las víctimas. Tampoco de lanzar un mensaje rotundo: ¡Hay salida! Estuvieron, asimismo, dos víctimas de la violencia de género, supervivientes.

Casi imposible resumir los temas tratado, lo que se dijo. He aquí unos retazos del debate-coloquio:

  • Las víctimas de la violencia de genero precisan contar su situación a personas de su confianza, personas a las que recurrir en todo momento, personas que les acompañen en el camino hacia la salida
  • Las víctimas de la violencia de género necesitan ser tratadas con empatía, sentir que jueces, fiscales, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Servicios Sociales y Sanitarios creen en lo que narran, están a su lado para ayudarles a encontrar la salida y recuperar su dignidad y libertad.
  • Todos los intervinientes en el proceso hacia la salida deben comprender la vergüenza que sienten las víctimas al “desnudar su maltrato” y tener que hacerlo en varias ocasiones. No se puede olvidar que la violencia de género ha roto en mil pedazos su proyecto de vida.
  • El maltrato físico suele llegar cuando el maltratador no encuentra otro medio para dominar a la mujer. Antes… ¡mil cosas! Antes celos, control, dominio, desprecio, humillación, etc.
  • Antes… ¡aislamiento! Porque el maltratador aísla a la mujer de su entorno familiar, de sus amistadas, de sus vecinos. De ese modo el maltratador pretende asegurar el silencio de la mujer, manipular sus manifestaciones, hasta presentar a la mujer como la culpable de todo lo que ocurre.
  • La mujer víctima de violencia de género se ve atrapada en su silencio por el chantaje emocional de su maltratador, por su dependencia afectiva y dependencia económica. Por el ciclo de violencia –momentos de paz tras una agresión y otra- que le confunden, por falsos arrepentimientos del agresor.
  • Y si hay hijos, por el temor de la mujer víctima de violencia de género y madre de las repercusiones del maltrato sobre los hijos. No se debe olvidar que los hijos son víctimas de violencia de genero aun cuando el padre no les haya agredido directamente.
  • Todos los intervinientes recordaron la debida profesionalidad a quienes atienden a la mujer víctima de violencia de género. Reclamaron formación continua.
  • Y todos sin excepción reconocieron que existen lagunas que evitar, errores que corregir, recursos que implementar –empleo, asistencia psicológica, mayor protección, etc.-
  • Hemos avanzado mucho en esta última década, queda mucho por hacer. Pero… ¡hay salida!
  • Una salida que la mujer víctima de violencia de género puede encontrar cuando su entorno, cuando la sociedad rompa su silencio, sea consciente de la responsabilidad de todos los miembros de la sociedad en la erradicación de la lacra de la violencia de género.
  • Y en ese acompañamiento a la mujer cuando se rompe el silencio, ésta puede encontrar la fortaleza para presentar la denuncia y emprender el camino hacia la libertad.

La sociedad debe pedir perdón

Ya lo he dicho antes, me impresionaron las solemnes palabras finales del Fiscal en la película: en nombre de la sociedad y de la Justicia le pedimos perdón por haberle dejado sola, por la tardanza en acudir en su ayuda.

Tenemos que romper el silencio. Tenemos que seguir señalando lagunas y errores y falta de recursos. Pero tenemos que hacerlo –es mi opinión, evitando un comportamiento disruptivo que, en muchas ocasiones, aparece en las redes sociales. Un

comportamiento disruptivo que es negativo; un comportamiento que surge como una forma de liberación de tensiones y ansiedades; un comportamiento que es impulsivo, provocador, agresivo. ¡Seamos exigentes, pero ayudemos con nuestro comportamiento y nuestras iniciativas a que la mujer víctima de violencia de genero se fortaleza en su esperanza en encontrar la salida, en recuperar la plenitud de su vida!

A mí me ayudo la visión de la película y las palabras pronunciadas en el debate-coloquio. Seguiré en el esfuerzo por la dignidad y libertad de todas las mujeres. ¡Pido perdón si alguna vez no lo he hecho!

Ir al vídeo completo del programa

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Cargue Artículos Más Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira además

Análisis de la justicia desde la perspectiva de género

Importante libro para reformar la Justicia desde una perspectiva de género; es decir, desd…