Inicio Documentos El falso Síndrome de Alienación Parental, SAP

El falso Síndrome de Alienación Parental, SAP

14 minuto leer
10
0
3,118

Actualizado el 27 de Julio de 2018.

EL FALSO SINDROME DE ALIENACION PARENTAL: DOCUMENTACION

Texto y documentos seleccionados por José A. Burriel.

A pesar de las advertencias de los expertos, a pesar de las notas negativas del Consejo General del Poder Judicial, a pesar del rechazo de la OMS… ¡Erre que erre, algunos siguen empeñados en defender el Síndrome de Alienación Parental a la hora de las relaciones de los hijos con sus padres!

Me he peguntado muchas veces el porqué de la presencia del falso Síndrome de Alienación Parental en informes psicológicos o en sentencias judiciales. ¿Ignorancia de los escritos judiciales oficiales? ¿Escaso conocimiento de los informes de los especialistas? Y no me resisto: ¿intereses monetarios?; ¿considerarse “aspirantes al Premio Nobel”?

Y porque ha vuelto a aparecer el interés sobre el tema, reproducimos lo publicado en nuestra web, en portada el espléndido libro de Sonia Vaccaro, desmontando el pretendido síndrome.

mitos violencia de genero 004

Este falso síndrome –no ha sido admitido como tal por ninguna de las organizaciones científicas sobre las enfermedades y trastornos mentales- suele ser utilizado tanto como “arma” para desprestigiar a la mujer, como para seguir maltratándola. Ofrecemos, a continuación, estudios y análisis sobre el tema.

sindrome-de-alienacion-parental-no-difusion-nomasvg

1. Informe del Grupo de Trabajo de Investigación sobre el supuesto síndrome de alineación parental. Informe aprobado por el Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer en su reunión del 13 de julio de 2010.

Síndrome De Alienación Parental SAP Informe Cap2 Lib7
Síndrome De Alienación Parental SAP Informe Cap2 Lib7
Síndrome de Alienación Parental SAP Informe cap2 lib7.pdf
726.8 KiB
937 Downloads
Details

 

2. Análisis sobre las bases científicas del Síndrome de Alienación Parental de Gardner (SAP) y los riesgos de su aplicación como “trastorno médico y psiquiátrico” en los juzgados de España, elaborado por La Asociación Española de Neuropsiquiatría.

Síndrome De Alienación Parental SAP Analisis
Síndrome De Alienación Parental SAP Analisis
Síndrome de Alienación Parental SAP analisis.pdf
215.0 KiB
855 Downloads
Details

 

3.  Ponencia de Dña. Paloma Marin, Magistrada del CGPJ, sobre el “Síndrome de Alienación Parental (SAP)”  – Noviembre de 2005.

Síndrome De Alienación Parental SAP Ponencia De Paloma Marín
Síndrome De Alienación Parental SAP Ponencia De Paloma Marín
Síndrome de Alienación Parental SAP ponencia de Paloma Marín.pdf
188.9 KiB
812 Downloads
Details

 

4. Manifiesto y firmas de Profesionales de medicina y salud mental ante el fenómeno psicológico-legal del pretendido “Síndrome de Alienación Parental” (SAP) – Por Consuelo Barea.

 

5. Estudio realizado por Antonio Escudero, Lola Aguilar y Julia de la Cruz, titulado La lógica del Síndrome de Alienación Parental de Gardner (SAP): «terapia de la amenaza» y publicado en la Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, 2008, vol. XXVIII, n.º 102, pp. 283-305, ISSN 0211-5735.

Síndrome De Alienación Parental SAP, Informe Neurológico
Síndrome De Alienación Parental SAP, Informe Neurológico
Síndrome de Alienación Parental SAP informe neurológico.pdf
74.4 KiB
1020 Downloads
Details

 

6. Guía-Informe del Consejo General del Poder Judicial sobre criterios de actuación judicial frente a la violencia de género, que trata especialmente el tema del Síndrome de Alienación Parental.

Síndrome De Alienación Parental SAP - INFORME PROBLEMAS TECNICOS LO 1-2004-PROPUESTAS LEGISLATIVAS-2011-01
Síndrome De Alienación Parental SAP - INFORME PROBLEMAS TECNICOS LO 1-2004-PROPUESTAS LEGISLATIVAS-2011-01
Síndrome de Alienación Parental SAP - INFORME PROBLEMAS TECNICOS LO 1-2004-PROPUESTAS LEGISLATIVAS-2011-01_1.0.0.pdf
Version: 1.0.0
221.3 KiB
598 Downloads
Details

 

7. Actualización de la Guía de actuación judicial frente a la violencia de género del Consejo General del Poder Judicial aprobada por el Grupo de Expertos/as en Violencia Doméstica y de Género del CGPJ, en la reunión celebrada el día 27 de junio de 2013. Tenéis un análisis de las principales novedades y los temas que trata en Nueva guía del CGPJ para “Sordos” y “Listillos”. A modo de enumeración, los principales puntos son: Síndrome de Alienación Parental (SAP), Credibilidad de la Víctima, Daño Psíquico, Tutela Penal y la Custodia Compartida.

Guía CGPJ Criterios Actuacion Violencia Genero Actualización 2013
Guía CGPJ Criterios Actuacion Violencia Genero Actualización 2013
Guía CGPJ criterios actuacion violencia genero actualización 2013.pdf
1.3 MiB
896 Downloads
Details

 

8. Recopilación sobre el SAP en la actualización de la Guía de actuación judicial frente a la violencia de género del Consejo General del Poder Judicial

CGPJ Y Síndrome de Alienación Parental
36.0 KiB
803 Downloads
Details

 

9. Reseñas de libros de interés sobre el tema:

Síndrome De Alienación Parental SAP Reseña LIBRO VACCARO BAREA
Síndrome De Alienación Parental SAP Reseña LIBRO VACCARO BAREA
Síndrome de Alienación Parental SAP reseña LIBRO VACCARO BAREA.doc
107.5 KiB
428 Downloads
Details

Síndrome De Alienación Parental SAP Reseña Libro Miguel Lorente
Síndrome De Alienación Parental SAP Reseña Libro Miguel Lorente
Síndrome de Alienación Parental SAP reseña Libro Miguel Lorente.pdf
59.8 KiB
1357 Downloads
Details

 

Perfil oficial de la Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel", por la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Cargue Artículos Más Relacionados

10 Comentarios

  1. Sol

    4 julio, 2013 en 22:29

    Lo que personalmente encuentro ‘fatal’ es que algun@s expert@s, que sus respuestas son siempre acatadas por algunos jueces, no utilizan la palabra SAP,no nombran en ningún momento esta palabra, pero a las madres nos tratan directamente de manipuladoras y peor aún que nuestr@s hij@s sin más, pasan a ser niñ@s que se les rompe o intenta romper los vinculos paterno-filiales…. Est@s ”expert@s”, llegan a esa conclusión sin ni siquiera conocer a la madre, en mi caso en una visita de 10minutos se llegó a esta conclusión…. NO HAY DERECHO!.

    Mil gracias por esta información, esperemos que a tod@s los que nos han ‘juzgado’ mal sin saber, sin indagar… el tiempo nos dé la razón y se haga justicia..
    Hay profesionales que pueden estar equivocad@s, esperemos que los jueces también contemplen que no todo lo que afirman es siempre cierto,que pueden equivocarse…

    De todo corazón gracias por esta publicación, gracias por estar ahí tod@s los profesionales que dicen claramente que el SAP es una forma de más ‘maltrato’ a la mujer…

    Salud y Ánimos para tod@s los que estamos pasando por esta acusación falsa del ‘SAP’..

    Sol

    Responder

    • No más violencia de género

      5 julio, 2013 en 18:50

      Gracias Sol por tu comentario. Palabras como las tuyas son las que animan a seguir adelante. ¡Gracias gracias y gracias!

      Responder

    • daniel

      31 agosto, 2013 en 2:23

      La realidad es que la corporación judicial, junto al patriarcado y al machismo no desearan jamas perder los privilegios logrados en toda la historia de la humanidad esta cultura que nos ha jodido la vida tanto a mujeres como a los varones que nos han impedido el maternaje, en pos de cosificar permanentemente al genero femenino para perpetuarse en la hegemonía y la asimetría del poder del cual hemos sido y seguimos siendo responsables las madres y padres de reproducir esas conductas que en vez de crear y criar varones hacemos machos, enseñamos a las niñas a no dejarse violar pero no enseñamos a los niños a no violar.-

      Responder

  2. daniel

    31 agosto, 2013 en 2:29

    Las mujeres están condenadas a acumular desigualdades a lo largo de su vida, por ejemplo, ellas están destinadas a pasar la mayor parte de su tiempo realizando tareas domésticas, sin un trabajo remunerado y sin actividades de recreación.

    El trabajo doméstico condena a las mujeres a destinar poco de su tiempo a una labor retribuida, lo que las vuelve económicamente dependientes, y por tanto sin poder de negociación sobre las decisiones que afectan su bienestar y el de sus familias.
    Estela Rivero, investigadora de El Colegio de México, realizó una investigación para calcular los años de vida que ocupan mujeres y hombres en actividades domésticas, buscando empleo o trabajando por un pago en actividades recreativas. Así encontró que las mujeres están destinadas por su rol de género al cuidado y al hogar.

    Los datos muestran que ellas invierten su vida en la preparación de alimentos, limpieza, administración y mantenimiento del hogar, cuidado de la ropa, la compra de artículos para la casa, y en el cuidado de menores de edad, personas adultas mayores y discapacitadas.

    A los 12 años de edad comienza la desigualdad, se establece en la investigación publicada por la Sociedad Mexicana de Demografía (Somede). Y es que, en comparación con los varones, desde esa edad las mujeres comienzan a destinar más tiempo de su vida a realizar labores del hogar y de cuidado.

    El estudio también indica que en México la división sexual del trabajo es tan marcada que se espera que las mujeres pasen el 21 por ciento de su vida realizando tareas domésticas, y que los hombres destinen ese mismo porcentaje al trabajo remunerado.

    Según los resultados del análisis, basados en la Encuesta Nacional sobre Uso del Tiempo y cálculos de la autora, las mujeres dedican el 6 por ciento de su vida a un trabajo asalariado, mismo porcentaje que los hombres utilizan en actividades domésticas.

    Además, Estela Rivero demuestra que durante los años productivos las mujeres asumen mayores responsabilidades en el hogar, pero la participación femenina y el número de horas que dedican a labores domésticas no disminuyen, y se mantiene elevado el resto de sus vidas.

    La situación de los varones es distinta porque ellos pasarán más años trabajando por una paga. Por ejemplo se espera que un hombre que viva 61.5 años pase 21 por ciento de su vida trabajando a cambio de un salario.

    Al final, mujeres y hombres pasan casi el 30 por ciento de su vida trabajando. Las mujeres, quienes viven en promedio 66.9 años, dedican 20.5 años a trabajar (30 por ciento de su vida). Los hombres, que viven en promedio 61.5 años, invierten 18.6 años trabajando (29.4 por ciento de su vida).

    La autora de la investigación dice que para el sistema de producción el tiempo que las mujeres pasan realizando tareas domésticas y de cuidado es necesario, a pesar de que socialmente no se considere trabajo y se le asigne un valor limitado.

    Además agrega que los estudios sobre el uso del tiempo ayudan a entender por qué las mujeres trabajan por dinero el 9.7 por ciento de su vida, mientras que los hombres pasan el 23.5 por ciento en esa misma tarea.

    Con estos datos, la autora concluye que si además las mujeres perciben menos salario el resultado es que durante los últimos años de sus vidas estén en una situación muy vulnerable porque tendrán menos ahorros que los hombres, o bien, serán económicamente dependientes de alguien más.

    Responder

  3. Mav

    30 julio, 2018 en 22:09

    Buenas noches. Como dice sol en su comentario del 4 julio, me veo metida en esa acusación, incluso me han dicho que si sigo adelante con la denuncia por las agresiones que mi hijo me a contado con 3 años me quitaran su custodia y se la darán a su padre condenado por delito de amenazas y maltrato demostrado hacia mi. Me amenazan con quitarme a mi hijo por defenderlo, si vuelve a hacerle daño y denunció me lo quitaran. No se que hacer, por favor ayuda, por favor

    Responder

  4. Tayron Achury

    11 septiembre, 2018 en 17:19

    No es “automáticamente”. Hay mentiras que una a una van haciéndose evidentes. Tanto de un padre como de una madre.
    Asumir lo contrario es creer “ingenuamente”, que los hombres mienten siempre, y que las mujeres nunca mienten. No sé si se deba denominar “sindrome”. Pero los fallos no se dan porque se acepte el sindrome, sino porque las contradicciones y mentiras de quien las dice (hombres o mujeres), terminan por hacerse evidentes.

    En el caso de los niños por ejemplo, porque su comportamiento posterior no coincide con el de niños verdaderamente abusados, y porque el lenguaje del niño describiendo el “abuso”, no corresponde con su edad. (Tan obvio como cuando dice : “Mi mami dijo…” o “mi papi dijo…”.

    La manipulación de los niños y de las personas no se las ha inventado el siglo XXI.
    Y quien manipula a un niño para sostener un abuso que no sucedió, merece tanto castigo como aquel que efectivamente sí es un abusador.

    Responder

  5. Jose-Luis Espinosa-Fernandez

    23 septiembre, 2018 en 19:46

    La Alienación Parental Existe.
    El consenso científico mundial considera al fenómeno como un factor que influye en el estado de salud de los afectados.

    La “Alienación Parental” (AP) se ha implementado en el catálogo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un problema asociado a las relaciones interpersonales durante la infancia bajo el código QE52.0

    La AP es real y conlleva desde el punto de vista médico un diagnóstico certero que se desprende de la “Teoría del Apego” (TDA) de Bowlby, Ainsworth, Minuchin y Beck.

    Se implementó el término en la actual versión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) en la categoría “Problemas en la relación entre un menor de edad y su custodio” a la par de otra condición relacionada que se denomina “Distanciamiento Parental” (DP).

    El diagnóstico de DP se presenta cuando existe repudio de un hijo hacia uno de sus progenitores por causas justificadas y el de AP cuando el rechazo es por causas injustificadas.

    Para esto operan baterías psicológicas de alta fiabilidad diseñadas por un equipo de aproximadamente 440 investigadores, en su mayoría de la salud mental, de 47 países y respaldadas por afamadas instituciones académicas.

    En orden de importancia, las pruebas descartan: peligro de muerte, lesiones, abuso, maltrato, violencia física y psíquica, secuestro, negligencia, abandono y otros presuntos signos en detrimento de los derechos de un menor. Los marcadores determinan a la AP como una variante del abuso psicológico tanto para el menor como para el progenitor marginado con secuelas negativas en la salud mental y el bienestar físico.

    El Derecho Internacional y sus tratados consideran la búsqueda del bien de los niños como inalienable. El interés superior de un menor de edad no es otra cosa que actuar de acuerdo al resultado de la evaluación del impacto que una decisión tendrá sobre el cúmulo de sus derechos. La falta de esta evaluación de forma multidisciplinaria puede trascender incluso en la nulidad de una decisión judicial.

    Es obligación de su familia, la sociedad y el estado velar por su desarrollo integral y tomar las decisiones que más le convengan.

    Las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a convivir con sus dos progenitores y su familia ampliada. También tienen derecho a ser escuchados. Su opinión es importante para lograr que la convivencia requerida resulte sana y afectiva.

    Sin embargo esta opinión no es determinante para restringir la convivencia, como tampoco lo es en ningún otro ámbito de sus vida cuando va en contra de sus propios intereses. Es simple, la evidencia muestra que el contacto con toda su familia es indispensable para lograr su desarrollo integral.

    En el plano psicosocial se considera a la AP como una variante del maltrato psicológico y por lo tanto en el sociojurídico un delito, en donde el infractor impide el vínculo paterno-materno-filial sin una razón justificada, siendo que se puede incurrir en la revictimización del menor cuando no exista una impartición de justicia eficaz. Ya existen leyes en contra de estos procesos de manipulación en casi todo el mundo.

    En el plano sociopolítico, la AP ha encontrado una gran resistencia por parte de grupos feministas y machistas radicales pues el postulado declara que el maltrato infantil no discrimina, es decir, que tanto el hombre como también la mujer pueden ejercer violencia, lo que desmonta el constructo cultural de la ideología de género. Éstas corrientes promueven el uso metódico de la denuncia falsa como recurso para ganar tiempo y alejar a la contraparte de sus hijos.

    En el plano socioeconómico, la AP es el reflejo de la ambición, en dónde los hijos son usados como medio de chantaje por uno de los progenitores para obtener un beneficio económico.

    A pesar de que la literatura académica presenta fundamentación empírica suficiente que señala la efectividad del diagnóstico de la AP para corregir situaciones graves de maltrato infantil, por rigor científico los expertos exhortan a no usar el término “síndrome” o las siglas “SAP” a la ligera.

    La palabra síndrome y las siglas SAP sólo deberán ser usadas por profesionales de la salud mental con especialidad en TDA. La recomendación es que legisladores, litigantes y demás personas hagamos referencia del fenómeno sólo como “Alienación Parental”, usando las siglas “AP”.

    Los detractores de Richard Gardner pueden estar tranquilos. La corriente gardneriana se considera obsoleta. Lo que hoy se avala científicamente es la diferenciación de las causas justificadas e injustificadas del repudio de un menor hacia su progenitor.

    De Gardner sólo se toma un nombre técnico que denomina un fenómeno que existía desde antes que él propusiera sus teorías… Sonsacar a los hijos por medio de manipulación.

    La CIE es revisada por la OMS cada cierto número de años. La edición anterior se llamaba CIE-10 que ahora se convirtió en CIE-11. Esta nueva versión ya se publicó. El proceso de revisión que acaba de concluir es el que ha llevado más tiempo en toda su historia y ahora incluirá temas como “problemas en las relaciones interpersonales” y “maltrato infantil.”

    La CIE-11 será presentada ante el pleno de la Asamblea Mundial de la Salud en mayo del 2019 para su adopción por todos los Estados Miembros, y entrará en vigor en firme el 1 de enero de 2022. Mientras tanto ya es operante y se puede empezar a integrar a los sistemas de salud de todos los países del Globo.

    Para acceder a todas las fuentes de información correspondientes Ud. puede contactarnos al correo electrónico: ampfsyuc@gmail.com o por Facebook: https://www.facebook.com/groups/AMPFSYuc/

    Elaborado por José Luis Espinosa Fernández.
    Más informes con Ramiro Evia o Patricia Garibay Juanes.

    Responder

    • Susana García

      5 octubre, 2018 en 12:26

      Me entristece que en un asunto en el que están involucrados tantos niños de todos los países ,un asunto en el que se abusa de menores,la posición generalizada de las asociaciones femeninas sea la negación rotunda y absoluta.
      Ha habido casos en los que se ha alegado este sindróme para encubrir malos tratos presenciados por los menores,o incluso malos tratos a estos menores.

      Si un tribunal lo ha aceptado y ha errado en su decisión ,no hace que estas situaciones de manipulación a menores no existan .Lo que verdaderamente implica es que la justicia hace aguas.No hay recursos suficientes para afrontar con el menor riesgo posible, todos estos casos que terminan siendo un número, en vez de niños con nombre y apellido.

      Existen muchísimos casos de madres rechazadas por sus hijos sin una razón justificada ,esperando un juicio en el que se pida una exploración psicológica para ver qué les ocurre a sus pequeños.Esto en el mejor de los casos, porque no suelen hacerlo público.
      Se encierran en sus casas porque ni siquiera las asociaciones de mujeres les conceden la libertad para poder decir en público que el rechazo de sus propios hijos es injustificado y que tiene un nombre ,alienación parental.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira además

La asistencia psicológica a las víctimas de violencia de género debe ser un derecho por ley en el momento de la denuncia

Gran éxito de asistentes y relevancia de la Mesa Redonda sobre la Asistencia Psicológica a…