Inicio Artículos Tras el silencio, el grito

Tras el silencio, el grito

5 minuto leer
0
0
221
Asociación No Más Violencia de Género "José Antonio Burriel" The_Scream_by_Edvard_Munch_1893_-_Nasjonalgalleriet-850x491 Tras el silencio, el grito

Jose-Antonio Burriel

Estaba decidido: unos días de silencio para descansar, para reflexionar, para encontrar nuevos horizontes en la lucha sin cuartel contra la violencia de género. Y después del silencio, otra vez la palabra escrita. Pues… ¡no, tras el silencio, el grito! Más exactamente, el grito ha roto el silencio.

  • El grito ante el aumento de las violaciones grupales. Un grito muy fuerte ante la escasa repulsa que merecerían esos actos de barbarie, de descerebrados machistas. Si, alguna que otra pancarta, algún que otro comunicado de asociaciones. ¿Nos encogíamos de hombros ante la sensación de no poder impedir tales actos machistas? ¡Mi grito es que basta ya: mi grito es que si que podemos!
  • Y he tenido ocasiones de leer múltiples reflexiones y estudios acerca de las posibles causas de esas violaciones grupales: el  porno en las redes sociales, la educación ausente, la insuficiencia de las condenas, etc. Y grito… ¡no hay que esperar, hay que actuar!
  • Si hacemos referencia al porno al alcance de los menores a través de las redes sociales –un porno que no educa en la sexualidad, sino en la violencia y la prepotencia, en el poder y la humillación-, siempre la misma conclusión: algo hay que hacer. 
  • ¿Quién pone “pone puertas al campo”? Tengo claro que la Fiscalía tiene un papel decisivo, sobre todo en lo que respecta a la protección de los menores. ¡Vamos a exigirlo, y, si es preciso, a gritos!
  • Si nos referimos a la educación respecto al uso de las redes sociales, surge el tema de los padres. Y surge porque los padres son los primarios y esenciales educadores de sus hijos. El Estado puede, y debe, ayudarles en esa educación, pero nunca sustituirles totalmente, 
  • Y las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos hacen bien en reclamar que se respeten sus derechos. Pero también su deber es recordar a los padres sus deberes para con los hijos, y hacer todo lo posible para que los cumplan,
  • Si hablamos de educación… ¡que esté en manos de verdaderos especialistas; no es suficiente con buena voluntad o un cursito de nada!
  • Y el último grito por hoy. Acabo de leer en los puntos presentados por Pedro Sánchez para una posible investidura que se pondrá en marcha la reforma del Código Penal para que este claramente definido que solamente un “si es un sí”, es decir, que el consentimiento no precisa de grandes discursos o palabras… ¡un si es un sí y es suficiente!
  • ¡Y grito! Lo hago porque llevamos tiempo exigiendo a los jueces y fiscales la formación en perspectiva de género… ¡Parece que no acaban de enterarse, va ser necesario que se lo den mascado en palabras concisas y rotundas en el Código Penal!

Por hoy basta de gritos. Y si  me siguen, no pinchen por favor “me gusta”…¡griten conmigo! Me quedan para otros días mas gritos.

Cargue Artículos Más Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira además

25N: Actos y campañas contra la violencia de género

¡Que todos los días sean Días del esfuerzo para eliminar la violencia sobre las mujeres! …